El Mercante, histórico local de la Cuesta del Cholo de Cimadevilla que sufrió serios daños el pasado martes tras un aparatoso incendio en su segunda planta, tenía ayer su acceso cortado por vallas y una máquina de obra a su entrada, como se muestra en la imagen. Explicaron los dueños que las labores de estos días buscan instalar una gran lona sobre su tejado, que resultó hundido parcialmente por las llamas, para protegerlo de las lluvias previstas para los próximos días.