Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El carril bici de Fomento, de mal en peor

Los usuarios del vial urgen mejoras en el firme, con baches y baldosas rotas, y en la señalización: "Hay que circular con mucho cuidado"

Un ciclista, ayer, recorriendo el carril bici de Fomento. | Ángel González

Los ciclistas que circulan habitualmente por el carril bici del paseo de Fomento están cansados de su abandono. Los charcos que provocan las lluvias o las irregularidades en el pavimento en varios tramos motivan las principales quejas. La mayoría incide en la importancia de renovar un espacio muy concurrido, especialmente en temporada estival. "Se quiere potenciar el uso de la bicicleta, pero por aquí no se nota", asegura Isaac López, que recorre este trayecto a diario para ir a trabajar. "Los lamentos son ya un clásico, pero no se toman medidas", añade.

Francisco Suárez también pasa todos los días por el carril, en paralelo a la calle Rodríguez San Pedro, y tiene claro que "hay que hacer obras cuanto antes". Este gijonés señala la dificultad que entrañan para la circulación las baldosas dispuestas en varios tramos porque están "levantadas". "Provocan que des botes y hay ciclistas que cogen mucha velocidad", indica Suárez, que urge "remediar" esta situación. A su vez, menciona la señalización como otro aspecto a mejorar. "Los puntos muertos hacen que tengas que ir con mil ojos", afirma Francisco Suárez, que advierte de que "los turistas no identifican que se trata de un carril bici".

David Lara, otro asiduo de la zona, denuncia que, en algunos tramos, "el carril es peligroso". "Voy con una bicicleta de montaña y yo no lo noto tanto, pero hay ciclistas que lo tienen difícil", declara. Respecto a los arreglos realizados en los últimos meses, Lara admite que no los ha notado. No obstante, se une a la reivindicación de que el carril "debería estar mejor señalizado, sobre todo, para los peatones". "Hay zonas en las que no está nada claro para quién es", dice.

"El firme está como está", afirma Antonio González, acostumbrado a transitar por el citado carril y que cuenta que "se notan las imperfecciones" de la superficie. Sin embargo, González no considera que esta circunstancia sea de tanta urgencia para realizar grandes renovaciones. En lo que coincide con otros ciclistas es en el peligro que acarrean las acumulaciones de agua. "Hay que tener cuidado", remarca González, uno más de los muchos usuarios que hacen uso del carril bici de Fomento, uno de los más animados de la ciudad.

Compartir el artículo

stats