Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva etapa en el partido más votado en la ciudad
Luis Manuel Flórez, «Floro» Aspirante a las primarias del PSOE a la Alcaldía

"No soy taurino, pero los toros no me molestan; escucharé a todos"

"La decisión final sobre el Muro debe ser dialogada y consensuada" | "En el plan de vías, aplaudo al gobierno local y a las fuerzas que apoyan su avance"

Luis Manuel Flórez, «Floro» | Ángel González

Luis Manuel Flórez García, «Floro», nacido hace 68 años en La Moral-Tuilla (Langreo), dirigió durante tres décadas y media Proyecto Hombre, colectivo dedicado a luchar contra las adicciones. Ahora, es aspirante a las primarias del PSOE a la Alcaldía de Gijón. Concede a LA NUEVA ESPAÑA su primera entrevista desde que se sabe que los militantes socialistas tendrán que votar, al haber alcanzado tanto él como su contrincante, Ana Puerto, los avales necesarios.

–¿Qué le motivó a entrar en política?

–Hay algo internamente que me motiva y me anima a seguir trabajando en y por la ciudad. Se nos avecinan tiempos difíciles y estoy habituado a coordinar equipos desde la dificultad para ayudar a progresar a las personas. Es muy importante también el trabajo en equipo que se me ofrece aquí; no se puede trabajar sin un equipo bien coordinado, sensible, con carácter y altamente preparado._Gobernando podemos hacer mucho.

–Y si no gobierna, ¿permanecerá como edil en la oposición?

–Sí.

–¿Cómo valora la gestión de Ana González como alcaldesa?

–Para Ana no tengo más que palabras de reconocimiento y cariño hacia su labor. Ahora, estoy para trabajar por el futuro y creo que no debo entrar a analizar todavía el trabajo que ella ha desarrollado a lo largo de estos años, que no ha sido fácil con una pandemia de por medio. Antes de entrar en esos análisis necesito estudiar algunas cosas pendientes.

–Pero algunos temas son casi obligados. ¿Qué le parece, por ejemplo, del proyecto del gobierno local para reformar el Muro?

–El Muro ha de ser de todas y todos. Es emblemático para todos los gijoneses y, por eso, precisa de un análisis en profundidad para tomar las decisiones de manera dialogada y consensuada. Tenemos un reto de sostenibilidad muy importante y hay que decidir primero qué tipo de ciudad queremos para el futuro.

–La dirección del PSOE ha presentado una propuesta para modificar el Plan de Movilidad del gobierno local. ¿Qué opina?

–Hay que decidir qué tipo de ciudad queremos. Y en la búsqueda de la ciudad que queremos tiene que entrar el Plan de Movilidad. Ya veremos.

El partido está hablando con el Grupo por el anillo del Piles; no sé en qué punto están

decoration

–Otro tema candente. ¿Cree acertado trasladar a Moreda la estación intermodal cuando ya había un convenio para ubicarla junto al Museo del Ferrocarril?

–Creo que es una alegría que se haya avanzado la licitación por Adif de los proyectos para el plan de vías en Moreda. Yo me quedaría con que se está avanzando y que lo que los gijoneses necesitamos es tener una respuesta seria y en funcionamiento cuanto antes, porque llevamos con ese debate muchos años.

–¿Pero era tan fundamental el cambio a Moreda?

–Llevo una semana de trabajo, con lo que me faltan criterios para opinar. Pero lo importante es que ya está licitada la redacción de proyectos y ojalá se continúe con ello. Hay que aplaudir no solo al equipo de gobierno del Ayuntamiento sino también a las fuerzas políticas que lo apoyan, porque los gijoneses estamos un poquitín cansados.

–¿Toros sí o no en El Bibio?

–Me parece que esta ciudad tiene por delante problemas mucho más importantes que el debate taurino. Dicho esto, lo analizaremos cuidadosamente escuchando a todas las partes.

–¿Usted es taurino?

–No lo soy, pero los toros no me molestan.

–Otra disyuntiva. ¿Mantener o desmantelar el anillo navegable del Piles?

–Sé que en el partido se está trabajando a fondo en ese tema, hablando con el Grupo Covadonga, pero yo no sé en qué momento del análisis se está.

–¿Le parece bien que se negocie con el Grupo?

–Es otra parte más a la que hay que escuchar.

–Pero habrá que elegir entre piragüismo y renaturalización tal y como está planteada.

–Hay que escuchar y ver cómo consensuamos. Seguro que se puede dar con alguna solución.

–¿Cómo cree que ha funcionado la coalición entre el PSOE e IU en el Ayuntamiento?

–No estoy ahora en situación de juzgar una gestión: soy un precandidato. IU es un aliado natural del PSOE y tenemos que ser capaces de atraer hacia nuestros posicionamientos a cuantas más fuerzas políticas mejor. Ojalá sea así para el proyecto del nuevo mandato, porque estaríamos sumando fuerzas y creando espacios de encuentro más amplios.

"No soy el candidato de la dirección local, me llamaron los militantes"

–¿Con quién preferiría pactar, con Podemos o con una formación de centro-derecha?

–Con quienes quieran mejorar esta ciudad, sean los que sean. Mi objetivo es la ciudad y, antes que los partidos, están las personas. En todo caso, este es un tema del que no debo de hablar sin contrastar con los compañeros y el futuro equipo.

–¿Le quitaría el sueño compartir gobierno con Podemos?

–Lo que me puede quitar el sueño es que no acertemos en las respuestas que Gijón necesita. Por lo demás, espero dormir tranquilo._Pero he de respetar las líneas que marque el partido en su momento.

–¿Cómo cree que afectarán las primarias a las posibilidades electorales del PSOE?

–Saldrá reforzado.

–¿Qué opina de Ana Puerto?

–No he tenido prácticamente trato con ella, vivimos la acción social desde puntos distintos. Yo entiendo que hay que trabajar desde abajo hacia arriba y ella practica otra forma de intervención, más elitista. Pero, en cualquier caso, es una persona con la que también me gustaría contar en el futuro, porque todo lo que sea sumar es importante.

–Ella dice que se presenta, entre otros motivos, porque usted no está afiliado al partido.

–Pero soy de siempre militante progresista de Gijón. He militado muchos años al servicio de las personas. Ahí he militado yo y ahí es donde está el partido también. Mi trayectoria es más que conocida. La verdadera cuestión está en asumir y defender las ideas de la organización y el programa electoral.

–¿De qué puede depender que se afilie en un futuro?

–No me ha dado tiempo a decidirlo. Siempre he militado en el ideario socialista. La historia del PSOE está llena de «militantes sin carné»; Gabilondo, sin ir más lejos. Y Tini Areces tampoco lo tenía al principio.

Ana Puerto vive la acción social desde una práctica diferente a la mía, más elitista

decoration

–Hay quien compara su llegada ahora al PSOE con la de Areces.

–Nada que ver. Ni el contexto, ni la persona. Yo a Tini lo quería mucho. Tini fue un gran político, yo soy un aprendiz en todo esto.

–¿Qué le diría al militante que piensa que usted es el candidato de la ejecutiva local y Ana Puerto la de la FSA?

–Que no soy el candidato de la ejecutiva. Fueron militantes los que me llamaron, los que se llenaron de valor y consiguieron firmas para que haya primarias, cosa que me parece fenomenal. Ella sabrá de dónde viene, yo vengo de las bases.

–Usted ha recibido elogios compartidos por su larga trayectoria, pero en la política, la confrontación es la norma. ¿Cómo lo afrontará?

–Con ilusión, dignidad, respeto y admitiendo también que la otra parte puede tener razón sobre el camino a seguir ante un problema determinado. Aunque representemos siglas distintas, al final todos somos personas, ¿por qué no nos vamos a escuchar? Es cierto que hay una cierta liturgia política que a veces no deja avanzar, pero aquí estamos para eso.

–¿Cree que se pueden alcanzar acuerdos con cualquier formación o hay que poner líneas rojas, por ejemplo, a Vox, como opinan algunos socialistas?

–Yo estoy abierto a escuchar a todo el mundo y después veremos si hay que poner la línea roja o no. Yo ahora estoy centrado en la precandidatura, a lo demás ya se llegará. Pero creo que no puede haber ninguna puerta cerrada a lo que pueda ser el progreso de la ciudad.

–Dígame algunas claves para ese progreso.

–Yo a Gijón lo veo como un Gijón con alma industrial, un corazón de acero, una cabeza tecnológica, un Gijón donde nadie quede excluido y que acoge a todo el mundo –a las personas que están mejor económicamente y a las que están peor– en el marco de un Gijón sostenible. Y no perder el Gijón de las ocho, la hora a la que salíamos a los balcones durante el confinamiento y nos buscábamos para ver si faltaba alguien. Ese Gijón humano y humanista que busca a la otra persona.

–Hablando de acero, los vecinos de la zona oeste acusan a la administración de manga ancha con la contaminación de Arcelor.

–Va a haber un cambio importante en Arcelor con las inversiones en métodos de producción menos contaminantes. De todos modos, la salud es la salud. Y tenemos que estar muy pendientes del tema de la contaminación y exigir donde haya que exigir que realmente eso se vaya minorando urgentemente.

–Habla de escuchar a colectivos. Los hay con preocupación ambiental. ¿Cree que hay que abrirse también a sus planteamientos?

–Abrirse a escuchar y a debatir y a buscar entre todos la verdad mayoritaria. Por ejemplo, ¿qué queremos hacer con el «solarón»? Es necesario preguntar a las personas y que la gente opine, y que podamos tener a mano las contrapartidas que se pueden dar, de más o menos construcción y más o menos parque. Todo eso hay que debatirlo en un futuro muy próximo.

–Quienes pidieron relegar a la Alcaldesa y ahora apoyan su candidatura argumentan que el candidato debe sumar a las siglas. ¿Qué aporta usted?

–Mucha gente me valora como persona, ven en mí alguien sincero y comprometido. Noto que la gente se fía de mí. Me siento muy querido y respetado en Gijón. Si todo eso suma, fenomenal. Por otra parte, a nivel interno del PSOE, creo que también puedo aportar en un momento en el que hay diferencias, porque yo he dedicado mi vida a la resolución de conflictos y no formo parte de ninguna corriente ni familia del PSOE. Eso puede contribuir a unificar la agrupación.

Compartir el artículo

stats