Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa de pádel se interesa por el terreno a cargo del Metropolitan en el Chas

El club hípico analizará el proyecto, con 20 pistas para el público en general, tras renunciar la cadena de gimnasios a su compromiso de rehabilitar el local social

Una pista de pádel del Chas. Ángel González

Horizontes de cambio en el Club Hípico Astur. Una empresa especializada en la gestión de grandes superficies dedicadas al pádel ha mostrado su interés por levantar un gran complejo abierto al público en los 15.000 metros cuadrados de terrenos gestionados por Metropolitan en la entidad hípica. Fuentes conocedoras de la operación confirman que desde el club ya se han dado los primeros pasos para poner en contacto a la empresa, que quiere construir entre diez y veinte nuevas canchas, y la cadena de gimnasios para ver si llegan a un entendimiento. Estas mismas fuentes explican que el Chas ve con buenos ojos esta alternativa para tratar de desbloquear el plan de mejoras en esos terrenos a la que Metropolitan se comprometió cuando se hizo cargo de ellos. La preocupación entre los socios va en aumento puesto que recientemente la cadena de centros deportivos descartó la reforma del local social. Desde el club se está en compás de espera, pero no se descarta ninguna alternativa.

Los primeros pasos de esta operación, aún en estado embrionario, se dieron hace dos semanas. De salir adelante, supondría una de las transformaciones más importantes de la historia reciente del Chas. Ahora, existen cinco canchas de pádel, dos de ellas cubiertas, y el resto a cielo abierto. De lo que se está hablando es de construir entre diez y veinte nuevas que podrían seguir usando los socios de la entidad ecuestre y los del gimnasio de los bajos de El Molinón. Si bien, para generar rentabilidad económica, se quiere también que las pueda utilizar el público en general. La Federación de Pádel del Principado de Asturias es conocedora de esta operación y fue quien allanó la primera toma de contacto entre la empresa interesada en hacer las pistas y el Chas.

Lo que ha hecho el club presidido por Mario Vigil es poner en contacto a esta compañía con los responsables de Metropolitan. El objetivo es que esta empresa pueda dar un espaldarazo económico a la zona para desbloquear el plan de mejoras suscrito por la cadena de gimnasios cuando entró al Chas, en 2018. Los primeros encuentros entre ambos actores ya se habrían producido en Madrid. Las fuentes consultadas explican que el Chas quiere dar un margen de tiempo para ver cómo evoluciona el asunto. Pero el club no está dispuesto a renunciar a los acuerdos adquiridos y quiere pisar el acelerador para lograr la ansiada reforma del local social. Metropolitan comunicó a la entidad hípica hace algunas semanas que, a pesar de que estaba en el acuerdo, renunciaba a emprender las obras para remodelar este espacio. De ahí que la inquietud de los socios vaya en aumento y que desde el club se haya abierto la puerta a buscar alternativas para desbloquear la situación. No se descartan actuaciones de otro tipo para lograr este objetivo. Hace poco, una firma hostelera se interesó por este espacio, pero no hubo acuerdo.

El acuerdo entre el Chas y el Metropolitan se firmó hace cuatros años aunque viene de más atrás. Fue en 2017 cuando los socios del club hípico, en severos apuros económicos, votaron en asamblea ceder unos 15.000 metros cuadrados de terrenos al Grupo Ganax. Este espacio, propiedad del club, comprendía las dos piscinas, la pequeña y la olímpica, las dos pistas de pádel cubiertas (las otras tres ya las hizo Metropolitan) y el local social. O sea, a grandes rasgos, la firma asumía, a cambio de hacer mejoras en estas instalaciones, aquellas infraestructuras que no tienen que ver con la hípica. Espacios que los socios del Chas podían seguir usando.

Fueron pasando los meses y, ante la falta de movimiento por parte del Grupo Ganax, el Chas inició el mecanismo para encontrar otra empresa que se hiciera cargo de esos terrenos. Fue en ese momento cuando entró en escena Metropolitan, que asumió los 15.000 metros cuadrados con las mismas condiciones que había anteriormente. Es decir, podían explotarlas, permitiendo el paso a los socios del Chas, a cambio de realizar las citadas mejoras. Algunas se han hecho y otras, no. El Chas aceptó concesiones, como poner una cuota de entrada para evitar aglomeraciones.

Por estos mismos terrenos se interesó también en su día el Grupo Covadonga, que veía el Chas como un lugar de expansión natural hacia Viesques desde sus instalaciones de Las Mestas. Aquello nunca se llevó a término y la explotación de ese espacio terminó pasando de manos del Grupo Ganax a Metropolitan. La situación de ahora recuerda a lo sucedido entre Ganax y Metropolitan, aunque está por ver si la operación tiene las mismas implicaciones e igual envergadura. Muchos de los detalles, explican las fuentes consultadas, están aún por definir. Y en ellos tendrán que tener voz y voto los socios y también influirá la postura del Ayuntamiento de Gijón.

No obstante, el Chas se encuentra ahora en una mejor situación que de aquella. El club está inmerso en un plan de mejoras para modernizar y hacer más accesibles sus edificios. Además, la entidad presidida por Mario Vigil ha empezado a crecer y a recuperar secciones. La última ha sido la de tiro con arco, nacida en la década de los ochenta y recuperada, tras su desaparición, el pasado verano.

Compartir el artículo

stats