Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La firma de pádel que quiere hacer pistas en el Chas está dispuesta a arreglar el local social

El proyecto de la sociedad plantea ofrecer restauración y gimnasio y asumir la gestión de los terrenos de Metropolitan en solitario

El local social del Club Hípico Astur. | Ángel González

La firma que quiere construir 16 pistas de pádel abiertas al público general en los terrenos gestionados por Metropolitan en el Chas, tal y como desveló ayer LA NUEVA ESPAÑA, está dispuesta a reformar o incluso a reconstruir el local social de la entidad hípica para dotarlo de servicios de restauración, gimnasio y guardería. De salir adelante la operación, supondría no solo la mayor transformación de la historia reciente del club en cuanto a equipamientos sino la entrada de esta empresa, con capital nacional, en sus instalaciones. Fuentes muy cercanas a las negociaciones explican que la sociedad está dispuesta a asumir en solitario la gestión de la parcela (de 15.000 metros cuadrados), aunque no descarta reservar alguna participación a la cadena de gimnasios que actualmente se encarga de ella.

"Hay un interés importante por estos terrenos", explican a este periódico estas mismas fuentes, sobre una operación que se encuentra en sus primeros compases, aunque ya con algunos avances importantes. Responsables del grupo inversor de pádel ya han visitado los terrenos en el Chas y está en conversaciones con Metropolitan. Lo más importante para ejecutar sus planes es llegar a un acuerdo con la cadena de gimnasios, que regenta uno en El Molinón, para asumir estos terrenos y así construir los nuevos equipamientos. Esto implicaría además expandirse por otra parcela aledaña a la de los 15.000 metros cuadrados.

El Chas ve la operación como una vía para desbloquear la paralización del plan de mejoras al que se comprometió Metropolitan cuando firmó un acuerdo con el club hípico en 2018 a cambio de la gestión de los terrenos. Uno de esos compromisos pasa por reformar el local social, que se encuentra muy deteriorado. La cadena deportiva, que sí realizó algunas mejoras, comunicó hace semanas al Chas que rechaza ahora cualquier tipo de obra en este edificio. Esto ha incrementado la preocupación entre los socios de la entidad ecuestre, que no descarta ninguna medida. "Sabemos que hay un descontento y pretendemos llegar a un acuerdo bueno para las tres partes", aseguran fuentes de la negociación.

Los planes del grupo inversor ligado al pádel son ambiciosos. En el Chas, hay ahora mismo cinco pistas de este deporte: dos son cubiertas y tres, a cielo abierto (estas últimas las construyó Metropolitan). Lo que propone esta empresa es hacer 16 pistas. Para generar rentabilidad, estarían abiertas al uso del público en general, aunque contemplando un importante descuento para los socios del Chas, que seguiría siendo, como hasta ahora, el propietario de los terrenos. Las mejoras también llegarían al local social. La idea es reformarlo por completo y no se descarta reconstruirlo desde cero. Toda la actividad deportiva se quiere centrar en el pádel, pero habría otros servicios. Se habla de guardería, gimnasio y servicio de restauración. Recientemente, una potente firma hostelera de Gijón se interesó por este local, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto.

Las conversaciones proseguirán en los próximos días y las fuentes consultadas insisten en que, aunque el interés es "real", queda mucho por negociar. De salir adelante esta operación, el Chas sumaría una importante oferta a sus actividades deportivas. El club hípico cuenta además con sección de tiro olímpico y de tiro con arco, recién recuperada tras varios años sin funcionar. Además, se encuentra inmerso en obras para mejorar la accesibilidad a todos sus edificios.

Compartir el artículo

stats