Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Polígono, un cementerio de coches en Gijón: los vecinos denuncian el abandono de vehículos en las calles del barrio

"Quitan espacio para aparcar y dan muy mala imagen", se lamentan los residentes

Manuel Cañete, observando un camión abandonado y lleno de grafitis, ayer, en un aparcamiento de la calle Puerto de Ventana. | Marcos León

Los vehículos abandonados se cuentan "por decenas" en las calles del Polígono, según cuentan los propios residentes. Una situación que ha desatado el malestar en el barrio, hasta el punto de que la asociación vecinal va a remitir un escrito al servicio de Tráfico de la Policía Local para urgir una solución. Manuel Cañete, presidente del colectivo, es uno de los impulsores de la queja formal, que llegará en los próximos días a los despachos municipales. "Ya estamos haciendo recuento de los vehículos abandonados con el objetivo de que se retiren todos y con la mayor brevedad posible", explica. Argumenta que, a la imagen de dejadez, se suma el problema de la escasez de plazas de aparcamiento. "Ocupan espacio cuando de por sí ya es difícil aparcar", apunta el líder vecinal, que clama ante una problemática que afecta, según comenta, a los cincos grandes aparcamientos de los que dispone el barrio.

Una furgoneta abandonada en el barrio del Polígono. | M. L.

Una opinión compartida por numerosos residentes. Es el caso de Carmen Vilas, de 68 años. "En el aparcamiento de la avenida de Portugal es exagerado el número de vehículos abandonados que hay", asegura. Esta vecina va más allá y habla también del estacionamiento de caravanas. "Están quitando espacio de aparcamiento a los vecinos porque muchas de ellas están ahí paradas durante prácticamente el año entero", cuenta. Además, Vilas asegura que "muchos propietarios las lavan en la zona, con la consiguiente suciedad que eso provoca".

"La Policía viene, pero luego no los retira", asegura Aladino Castiello

decoration

"Mete miedo la cantidad de coches abandonados que hay delante de mi casa", afirma, por su parte, Aladino Castiello, también vecino del barrio del Polígono. Este residente, de 76 años, asegura que la Policía Local acude cuando se produce alguna denuncia, "pero no terminan de retirar los vehículos". "Nos dicen que el papeleo lleva mucho tiempo y que no hay sitio en el depósito municipal", destaca Castiello.

Son los propios vecinos los que han remitido varias quejas a la asociación de vecinos notificando el abandono de numerosos vehículos por las calles del barrio. Unas reclamaciones que desde la entidad vecinal remiten a su vez a la policía comunitaria y de barrio, que entre sus labores, cuenta precisamente la búsqueda y el seguimiento de vehículos abandonados en la vía pública. "Pasan por la asociación de vez en cuando, como una vez al mes. Ya les comentamos lo que estaba pasando y nos dicen que están en ello, pero no los retiran de las calles", señala Manuel Cañete.

Otro de los vehículos abandonados en la vía pública. | M. L.

Además de la problemática de abandono de vehículos en las calles del barrio del Polígono, Cañete incide en la petición al Ayuntamiento –a raíz del Plan de Movilidad– de que se delimiten las líneas de los aparcamientos para evitar que los coches aparquen muy juntos o muy separados unos de otros, restando en este último caso más espacio para estacionar. De igual manera, entre las reivindicaciones vecinales respecto al aparcamiento, comenta Cañete, se encuentra la implantación de espacios exclusivos para motocicletas en las pequeñas plazas del barrio. "Al no tener dónde dejarla muchos aprovechan el hueco que hay entre los coches, por no haber líneas de aparcamiento, para aparcarla entre dos vehículos", remata. 

Compartir el artículo

stats