Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las jornadas de patrimonio industrial, con 300 inscritos, buscan "reflexionar"

La cita suma un certamen de cine, otro de fotografía y salidas por Asturias: "Estos elementos reflejan la historia contemporánea"

Participantes en las jornadas de patrimonio industrial, ayer, en la Universidad Laboral. Ángel González

"Al igual que al Partenón o a las Pirámides todo el mundo las reconoce como patrimonio cultural, el patrimonio industrial es el patrimonio de nuestra historia contemporánea". Con esas palabras arrancó ayer Miguel Álvarez Areces, el presidente de Incuna, las XXIV Jornadas internacionales de Patrimonio industrial. La cita se celebra en Gijón, fundamentalmente en la Universidad Laboral. Cuenta con 300 inscritos y 120 ponencias entre hoy y el viernes. La actividad se prolonga hasta el sábado, 1 de octubre, donde se organizarán diferentes salidas por Asturias para visitar alguno de los elementos que componen este patrimonio. El plato fuerte será un recorrido por la central hidroeléctrica La Malva, en Somiedo, la primera central de este tipo que hubo en el Principado y que tiene más de cien años de historia.

La presentación de las jornadas coinciden con el 50 aniversario de la Convención de París de 1972 cuando la Unesco aprobó una resolución clave en este ámbito relacionada con la protección del patrimonio cultural y natural. El objetivo, según consta en el programa, es "debatir y reflexionar" sobre el estado del patrimonio industrial y la obra civil o pública relacionada con el mismo. Álvarez Areces fue más allá. "Buscamos que esto sea un punto de encuentro entre investigadores, gestores culturales y turísticos, técnicos y ciudadanos que aprecien estos elementos. Son un legado de nuestra historia contemporánea", apuntó ayer en la sala de pinturas del teatro de La Laboral, donde tuvo lugar la presentación de las jornadas.

Miguel Álvarez Areces, en la primera sesión del ciclo de cine. Ángel González

Álvarez Areces estuvo acompañado por varios autoridades. Intervinieron el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento, Santos Tejón; el director general de Cultura y Patrimonio del Principado, Pablo León; Miles Oglethorpe, presidente mundial del Comité Internacional de patrimonio industrial; Antonio Antequera, director general de Patrimonio y Bellas Artes del ministerio de Cultura y José Luis Marqués, el alcalde de Zacatlán, una localidad mexicana del estado de Puebla que destaca por su pasado industrial con raíces españolas muy relacionadas con la sidra. "Tuvo sus orígenes con la familia Cabrera y fue una industria que dio muchos años de economía a nuestra ciudad, queremos rescatarla", indicó el regidor.

Aparte de todo esto, la cita cuenta también con el un concurso de fotografía, que alcanza su novena edición. El primer premio ya está fallado y se lo llevó Javier Arcenillas por "Retrato de un minero en Asturias". También hay un ciclo de cine que se desarrolla en el Museo del Ferrocarril. El periodista de LA NUEVA ESPAÑA Christian Franco Torre presentó la sesión, en la que se proyectaron diversos cortos con música interpretada en director por la guitarrista Montse Ardèvol. Dura hasta el 7 de octubre.

Compartir el artículo

stats