Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Ramón Tuero Concejal de Actividad Física y Deporte del Ayuntamiento de Gijón

"Ni este gobierno ni los que vengan querrán hipotecar Gijón"

"No sé si el proyecto de Orlegi para El Molinón es viable" | "Confiamos en que se llene el Palacio de los Deportes para el Gijón Open"

José Ramón Tuero, ayer, en la Laboral. | Marcos León

El concejal de Deportes y Zona Rural, el socialista José Ramón Tuero (Gijón, 1971), participó ayer en la carrera contra el cáncer tras un fin de semana marcado por el superproyecto de Orlegi Sports, desvelado por LA NUEVA ESPAÑA, para transformar El Molinón. El edil está pendiente de todo el proceso que obligaría a una reforma urbanística, y, por supuesto, del Gijón Open, que comienza este sábado en el Palacio de La Guía.

–¿Qué opinión le merece el proyecto para la transformación de El Molinón y su entorno?

–Apenas tengo información. Lo que he visto en prensa... Quizás habría sido preferible presentarlo antes en Gijón, conocer sus planes. Nada sobre el derribo... Al menos, a la concejalía de Deportes solo han llegado generalidades. No sé. Un poco sorprendido.

–¿Y qué piensa como gijonés del proyecto?

–¿Como gijonés? Los castillos en el aire... A priori puede ser algo muy potente. Lo que no sé es si será viable o no. Suponiendo que se puede hacer, suponiendo que se modifique el Plan General de Ordenación, este proyecto cuesta dinero y alguien tiene que pagarlo. Lo que está claro es que ni este gobierno ni los que vengan querrán hipotecar a esta ciudad. Tenemos muchos frentes abiertos en Gijón: plan de vías, que supone un dinero importante al Ayuntamiento; el vial de Jove; Cabueñes... La ampliación del Parque Científico y Tecnológico también es municipal y supone mucho dinero.

–Hablamos de unos 300 millones de euros para todo el proyecto.

–El Ayuntamiento y el Principado jamás pondrán ese dinero. Bueno, ni ese dinero ni nada que se le acerque. Hay que ser muy prudente con todo. Entiendo que habrá ayudas, pero hablamos aún así de mucho dinero. No podemos hipotecar a la ciudad con esta operación. Hay cosas más importantes que hacer.

–El superproyecto supondría la reconstrucción de El Molinón y una profunda revolución en su entorno.

–Es una operación muy amplia, urbanística, derribar el estadio... Hay que modificar el Plan Generación de Ordenación. Tenemos el Parque de Isabel La Católica que es un parque protegido. No se puede actuar en ese parque. Para actuar tendríamos que pedir permiso al Principado.

–En el boceto de Orlegi Sports está construir dos torres y crear un enorme vergel con más de 25.000 metros cuadrados nuevos y que conecte San Lorenzo con La Guía.

–Eso solo lo pueden aprobar los concejales del Ayuntamiento de Gijón con la modificación del Plan General de Ordenación. Eso seguro que va a llevar un tiempo. Pero ese proyecto está condicionado, entiendo, a que seamos sedes. O no.

–¿La demolición de El Molinón supone un punto nostálgico entre los seguidores más románticos? ¿O hay que dejar paso a los nuevos tiempos?

–Creo en los símbolos, personalmente me gustan, pero sin renunciar con ello al futuro. O a la vanguardia de proyectos. Pero sí estoy orgulloso de que el estadio de El Molinón sea el más antiguo de España y de Europa en activo. En 2010 se hizo una obra de 27 millones de euros. Es verdad que hace falta mejorar el estadio: llegar a 40.000 butacas netas y reformarlo. Hay que darle un meneo bueno al estadio para el Mundial...

–¿Ve opciones de ser una de las sedes del Mundial 2030?

–La pregunta es: ¿si no es la elegida ese proyecto no se va a hacer? Falta un año y medio para que la FIFA decida. Hay que trabajar muchas cosas sobre ello. Si al final España y Portugal son sedes del Mundial, que Gijón sea sede es muy factible.

–¿Ve factible que se reabra la opción dar un nombre comercial a El Molinón?

–Hasta ahora ha sido que no siempre. Hasta ahora.

–Hay comunicaciones entre Orlegi y el Ayuntamiento para prorrogar el alquiler de Mareo.

–Ahí no veo problema. Faltan flecos.

–El sábado arranca el Gijón Open. Será un campeonato histórico para la ciudad.

–Un campeonato ATP no solo es un evento deportivo importante para el tenis, también es de los más importantes del mundo en cualquier deporte. Se ha trabajado mucho para conseguirlo. Federación Española, asturiana, Patronato, el área de Turismo del Ayuntamiento... Por supuesto la aportación municipal de 1.2 millones. El plantel deportivo va a ser un éxito. Se está trabajando en nuevas sorpresas. Gijón tiene la oportunidad de ver en el Palacio de Deportes de La Guía a grandes tenistas del momento. Vamos a invitar, de hecho hemos invitado ya, a centros escolares de Asturias para que los niños que puedan y quieran vengan. Habrá pantallas en la plaza Mayor...

–¿Quedan entradas?

–Cada vez menos.

–¿Se confía en que se cuelgue el cartel de "no hay billetes"?

–Sí, confiamos en el lleno. Sería un buen colofón en su treinta aniversario. Y todavía pueden haber sorpresas...

–¿Está listo ya el Palacio del los Deportes?

–Casi. Aún falta un poco.

Compartir el artículo

stats