Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto final del Piles se enviará al Grupo para que opine antes de aprobarse

El edil de Medio Ambiente hace un guiño a la participación del club en el proceso, mientras anuncia que recurrirá las sentencias en contra

Antonio Corripio, hablando ayer con Aurelio Martín a la salida de la fiesta de la Policía Nacional en el Palacio de Congresos del recinto ferial ante la mirada de los directivos grupistas Alejandro Rionda y Pedro Carrillo. | MARCOS LEÓN

El Ayuntamiento de Gijón presentará al Grupo Covadonga el proyecto de renaturalización del río Piles antes de darle su aprobación definitiva para que la entidad deportiva pueda hacer aportaciones. Una deferencia con la entidad como "parte interesada" y al margen de un proceso oficial de alegaciones a la que ayer se comprometía el edil de Medio Ambiente, Aurelio Martín, al tiempo que, como avanzó ayer LA NUEVA ESPAÑA, anunciaba la presentación de sendos recursos ante el Tribunal Superior de Justicia contra las dos sentencias que sobre ese proyecto ha ganado recientemente el Grupo en el Juzgado contencioso-administrativo número 1 de Gijón.

"Entendemos que hay base para recurrir y, por eso, lo hacemos. Pero eso no significa que no tengamos toda la voluntad de cumplir con estas sentencias y, por eso, se hará un nuevo expediente desde cero que concrete el proyecto de obra sobre el río garantizando, como no puede ser de otra manera, el cumplimiento de la legalidad", explicó Martín en una comparencia pública que sirvió para confirmar la ejecución de las dos vías de actuación –nuevo expediente de obra y recurso judicial– que estaba barajando estos días el equipo de gobierno. Las sentencias que se recurren anulaban, por un lado, el contrato para la redacción de la propuesta de renaturalización firmado con Magna Dea y Taxus Medio Ambiente y, por otro, el firmado con una fundación de la Universidad Politécnica de Madrid para hacer un diagnóstico de la situación del río. El Grupo entendió que ambas contrataciones no solo tenían irregularidades sino que fijaban la voluntad de eliminar el anillo navegable.

Un anillo que, dejó claro Martín para empezar su comparencia de ayer en el salón de recepciones, "no cerró este gobierno, que ya se lo encontró cerrado y con un informe de los técnicos que indicaba que debía mantenerse así más allá del verano". A partir de este punto, el edil de IU desgranó las conclusiones de las sentencias que el Ayuntamiento no da por buenas. "Por ejemplo, que interprete que el piragüismo solo es posible con el anillo. Es un error. Hay piragüismo en el río Piles sin el anillo y se ha podido ver este tiempo", sentenció el concejal antes de calificar de "errónea" la interpretación de la jueza sobre el incumplimiento de los acuerdos plenarios. Recordó el edil que los acuerdos plenarios son "orientaciones políticas al gobierno por eso siempre se habla de instar al gobierno" y no pueden invadir las competencias de la Junta de Gobierno o la Alcaldía. "Y aunque fuera vinculante, que no lo es, sí cumplimos con lo acordado en el Pleno que era plantear alternativas. La firma redactora estudió tres, incluida la presentada por el Grupo sobre azudes hinchables", dijo.

Eso en cuanto a la primera sentencia sobre el contrato de redacción de lo que Martín especifica no era el proyecto de renaturalización sino una propuesta que incorporar a la petición de fondos europeos para el proyecto. En lo que tiene que ver con la segunda sentencia, el Ayuntamiento no comparte las conclusiones judiciales en detrimento de la adjudicación directa y de las capacidades para hacer el trabajo de la fundación Conde del Valle de Salazar y del investigador encargado del trabajo de Gijón. "Este es un contrato menor y las condiciones son diferentes, las fundaciones son la vía que tienen las universidades para poder facturar sus trabajos y estamos hablando del mayor experto en ríos del estado español, y eso nadie me lo niega", respondió Martín a los argumentos de esa segunda sentencia.

En cuanto al nuevo expediente en él se definirá el proyecto de renaturalización en base a las actuaciones que han conseguido financiación europea, 2,8 millones, y que comprometen tener la obra finiquitada antes de que acabe 2025. Es el proyecto que hay que enviar a la Fundación Biodiversidad que es quien organizó la convocatoria a la que se presentó Gijón con su plan del Piles. "Con un éxito importante porque fuimos los terceros de 230 proyectos con 82 puntos sobre 100", remató el edil, que considera que la batalla judicial con el Grupo no pondrá en peligro ni el plan, ni los plazos, ni la financiación europea del plan del Piles.

"Es una huida hacia adelante, Martín debe dimitir", contesta la entidad

"Una huida hacia adelante" es lo que ven los responsables del Grupo Covadonga, entidad que preside Antonio Corripio, en el plan de Aurelio Martín para continuar con el proyecto de renaturalización del Piles. Los anuncios del edil de Medio Ambiente dejaron indiferentes a una directiva grupista que, según explican en una nota oficial, esperaban que la comparencia pública de Martín fuera para "presentar su dimisión, porque estimamos que ha quedado inhabilitado para gestionar problemas de tanta importancia para la ciudadanía de Gijón".

Desde el Grupo defiende los argumentos que les han valido dos sentencias favorables al tiempo que denuncian el "desprecio que sigue mostrando" el edil de IU por unos acuerdos plenarios favorables a un cierre del anillo navegable simplemente temporal. "El concejal sigue sin explicar el motivo de presentar un proyecto sin el apoyo y de espaldas a la sociedad que representa", denuncian desde el Grupo, que tampoco avala el argumento de que sin el anillo sigue el piragüismo en el Piles; "Si nos calzamos unas deportivas y empezamos a correr , no quiere decir que estemos en una pista de atletismo. Y si cojo una pelota y juego al fútbol en la calle, no quiere decir que sea un campo de fútbol".

Compartir el artículo

stats