Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La redacción del proyecto de la estación intermodal suma catorce ofertas

El concurso para diseñar los documentos básico y constructivos de la estructura, con 5,7 millones de presupuesto, entra en fase de selección

Entorno de Moreda donde se ubicará la estación intermodal. | Marcos León

El macroplan de la estación intermodal acaba de cerrar la primera fase de su concurso público, con el fin del plazo de presentación de solicitudes, con la confirmación de que el plan sigue adelante tras haberse presentado catorce empresas o UTE interesadas en diseñar tanto el proyecto básico como los constructivos. Un volumen de aspirantes que garantiza la viabilidad de esta incipiente fase, valorada en 5,7 millones de euros, y que dará a la empresa que resulte finalmente adjudicataria 30 meses de plazo para elaborar los trabajos. Este contrato licitado por Adif asentará las bases para la futura licitación de obras, y se ha decidido contratar en conjunto la redacción del proyecto básico con los proyectos constructivos de cada una de las piezas de la intermodal –salvo la estación de autobuses, que depende de Gijón al Norte– para tratar de agilizar los tiempos de un proyecto que acumula años de retrasos y desacuerdos políticos.

Una licitación de redacción de proyectos valorada en 5,7 millones de euros es inusual, pero también lo es el volumen de trabajos que se exige en este trámite. Aunar la redacción de un proyecto básico con la de los proyectos constructivos que se integran en él –Principado y Ayuntamiento habían explicado que la complejidad técnica de la intermodal hacía recomendable una licitación conjunta– ya es poco habitual, pero el nivel de detalle que exige Adif acaba de explicar la cifra presupuestaria. En realidad, la redacción del proyecto básico costará algo menos de un millón de euros y, los constructivos, un millón y medio. Pero para redactarlos hay que elaborar multitud de estudios e informes. Las bases son las que se aprobaron con el estudio informativo de la intermodal: diseñar una nueva terminal en superficie para trayectos en tren de largo recorrido en vías de ancho métrico y otra soterrada para viajes de cercanías a 16 metros bajo tierra. Esta última infraestructura, además, debe diseñarse de tal manera que pueda conectarse con el metrotrén –su túnel ya ejecutado ocupa 3,5 kilómetros–, y la intermodal tendrá que integrar un gran aparcamiento soterrado y soluciones técnicas para cubrir la playa de vías en superficie y derribar la estación provisional de Sanz Crespo, que dejará de ser necesaria y podrá destinar su espacio a otros usos. La empresa o UTE que se haga con este millonario contrato tendrá que aclarar también la solución técnica para la electrificación de las vías, determinando la ubicación óptima de las subestaciones eléctricas para ambos anchos, y el desdoblamiento de la avenida de José Manuel Palacio, que obliga a rehacer el paso superior actual y construir una glorieta sobre la avenida Príncipe de Asturias. En la calle Carlos Marx habrá que diseñar también la reposición de dos colectores que se interponen con la infraestructura soterrada, y este proyecto tendrá que incluir también las medidas paliativas para prevenir la contaminación acústica durante la fase de obras.

La concurrencia de catorce empresas a este concurso público garantiza un proceso que, no obstante, tiene aún al menos varias semanas por delante antes de resolverse. El plazo de presentación de solicitudes se cerró el pasado día 11, pero ahora la mesa de contratación debe reunirse y estudiar todas las propuestas, un proceso que por el volumen de interesados podría alargarse más de lo previsto. La mesa propondrá después a una de las empresas o UTEs, y esa elección tendrá que revalidarse después con la adjudicación formal del proyecto. Un trámite que suele durar, como mínimo, entre cuatro y cinco semanas, pero que en concursos más complejos puede alargarse. Un ejemplo de una licitación reciente en la ciudad: el plazo de un proyecto de saneamiento en la avenida de La Pecuaria, con solo 90.000 euros de presupuesto, terminó el pasado día 3 de octubre y no se formalizó su adjudicación hasta el pasado jueves. Si todo va bien, en cualquier caso, los trabajos podrían comenzar a inicios de año y, dentro de los plazos previstos, la licitación de obras de la intermodal podría concretarse a mediados de 2025.

Se queda fuera de esta primera fase de redacción de proyectos la estación de autobuses, una infraestructura que se sale de las competencias de Adif y tendrá que gestionar Gijón al Norte. Una ausencia de esta primera licitación que causó cierto revuelo entre partidos de la oposición, temerosos de que eso supusiese una posible renuncia al proyecto –un miedo que se vinculaba al intercambiador en El Humedal–, pero el gobierno local ya recordó en su día que la estación sí viene reflejada en los planos de Adif y que su construcción también está garantizada.

De hecho, en los documentos de esta licitación Adif ya pide a la futura adjudicataria diseñar "en detalle" cómo será la "interacción" de los viajeros de la intermodal con esa futura estación de autobuses, sentando así las bases del concurso público que tendrá que diseñar Gijón al Norte próximamente. En estos primeros documentos también se tendrá que estimar el volumen de viajeros previstos en las terminales de buses y el tránsito que se calcula de ciclistas y peatones en el entorno. Se espera que la empresa adjudicataria pueda arrojar también una primera estimación de coste, pero no tendrá que abordar ningún tipo de estudio que valore su futuro diseño ni solución técnica.

Las fases


  1. Catorce interesadas. La licitación de redacción de proyectos de la intermodal acaba de cerrar su fase de presentación de solicitudes con catorce ofertas de entidades interesadas en el plan.
  2. Fase de selección. El comité de expertos debe ahora estudiar las alternativas presentadas y elegir al mejor candidato, un trámite que suele alargarse durante cuatro o cinco semanas.
  3. Treinta meses de trabajos. Una vez formalizado el contrato, la adjudicataria tendrá 30 meses de plazo para los trabajos, por lo que la licitación de obras podría concretarse a mediados de 2025.

Compartir el artículo

stats