Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afronta 12 años y tres meses de cárcel por tráfico de drogas, falsificación de moneda y atentado a la autoridad en Gijón

El procesado, argelino, está en busca y captura al no acudir este jueves al juicio, en el que solicitan su expulsión del territorio nacional

Juzgados. DANIEL MON

En busca y captura está ya un vecino de Gijón, de nacionalidad argelina, por no acudir este jueves al juicio en el que se enfrenta a los delitos de atentado a agente de la autoridad, lesiones, tráfico de drogas y falsificación de moneda. Una larga lista criminal por la que el Ministerio Fiscal solicita una condena que suma doce años y tres meses de cárcel, así como su expulsión del territorio nacional durante una década cuando cumpla la mitad de la pena impuesta.

Este individuo, según el escrito de acusación, fue detenido por la Policía Local en las inmediaciones del Albergue Covadonga en julio del pasado año. La intervención se originó porque los agentes percibieron una actitud sospechosa de este individuo. Así, mientras registraban sus pertenencias, este hombre empujó a uno de los policías para intentar escapar a la carrera. Finalmente, le dieron alcance y consiguieron inmovilizarle, pero con gran dificultad puesto que la emprendió a patadas y manotazos contra los agentes.

Una vez esposado, los intervinientes incautaron en su mochila diez tabletas de resina de cannabis con un peso de 955,1 gramos (cantidad con un valor en el mercado que supera los seis mil euros) así como 60 billetes de veinte euros que resultaron ser falsos y que pretendía poner en circulación.

Indemnizaciones

Fruto de la intervención, además, los dos agentes resultaron heridos. Uno de ellos sufrió politraumatismos en ambas extremidades de los que tardó en recuperarse 70 días. Además, como secuela sufre artrosis postraumática y dolor en la mano izquierda de carácter leve. El otro, por su parte, sufrió abrasiones en codos y rodillas, erosiones en la pierna izquierda, fractura de arcos costales siete y ocho y hematoma en la espina iliaca. En el forcejeo, además, este individuo dañó los dos teléfonos móviles de los policías.

La Fiscalía le atribuye un delito de atentado (un año y tres meses de cárcel), dos delitos de lesiones (un año y medio de cárcel por cada uno), otro contra la salud pública (dos años y multa de 10.000 euros) y otro de falsificación de moneda por el que interesa seis años de cárcel y multa de 2.000 euros. En concepto de indemnización, por las lesiones daños y secuelas causadas, le exigen el pago de 7.222 euros. El juicio se suspendió esta mañana a la espera de que aparezca este hombre, en situación regular en España como solicitante de asilo.

Compartir el artículo

stats