Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Pilar Méndez, exprofesora del Codema y exdirectora de Cáritas Gijón

"Sentía un puro entusiasmo por la vida, su implicación social era total", recuerdan en su colegio, que esta tarde acogerá su funeral

Pilar Méndez, en su despacho de Cáritas en 2009.

El Corazón de María y el tercer sector de la ciudad llora a Pilar Méndez, exprofesora del centro y exdirectora de Cáritas, fallecida ayer tras años "de dedicación absoluta" en la comunidad. Con una vocación nata por la ayuda desinteresada, fue durante años docente de Música en el colegio gijonés, donde se ganó el cariño de sus alumnos y del resto de la comunidad educativa. Fue profesora, entre otros, del actual director, Simón Cortina. "Siempre estuvo muy vinculada al colegio y a los claretianos, y su compromiso con el centro fue más allá de lo educativo. Se implicó en todo tipo de actividades, más allá de lo académico, en una época en la que eso no era tan habitual", agradece el profesor. El Corazón de María la despedirá esta tarde a las 18.00 horas en su iglesia parroquial.

Méndez no fue nunca dada al protagonismo –posaba en las fotos a regañadientes, no le gustó nunca compartir su edad y tendía a hablar en plural, incluyendo siempre a su equipo–, pero su vinculación con Cáritas, que se alargó durante décadas, le hizo ganar presencia en una ciudad que, cuando llegó su jubilación, en 2010, estaba inmersa en el drama de una crisis económica que le llenaba el local de familias que ya no llegaban a fin de mes. Méndez se interesó primero por Cáritas por el proyecto Prodimar, un plan de cursos de integración para mujeres en riesgo de exclusión, y unos años antes de jubilarse accedió a asumir la coordinación de la entidad solidaria a nivel local. Tras retirarse profesionalmente, y hasta que la enfermedad la obligó a dar un paso atrás hace ahora alrededor de un lustro, volcó todo su tiempo en la agrupación. "Tenía una profunda fe cristiana y un gran compromiso con los más vulnerables; su implicación fue total porque tenía mucha implicación social", señala Cortina.

La profesora, siempre muy activa y enérgica, ayudó a poner en el mapa en la ciudad a colectivos vulnerables a los que hasta entonces costaba dar voz. Alertó del repunte de inmigrantes que se acercaban a las parroquias a pedir ayuda, reprochando su exclusión, y lanzó una férrea campaña para reimpulsar La Santina, el centro terapéutico para personas con adicciones. Resolutiva y de trato fácil, tuvo siempre la sensación de que la labor de Cáritas, en general muy discreta, no acababa de conocerse del todo en la ciudad, y defendió la importancia de las parroquias a la hora de llegar a usuarios en apuros que por sus propios medios no sabrían como adentrarse en el complejo entramado burocrático de las ayudas públicas.

Méndez deja a su compañera Conchita Ozores Maestre, también profesora jubilada del Codema, y a sus sobrinos María y Fernando Méndez. Será despedida hoy, a las 18.00 horas, en la iglesia parroquial del Corazón de María.

Compartir el artículo

stats