Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra de la comisaría queda paralizada hasta tener el nuevo diseño de espacios

Acciona ve imposible avanzar sin el modificado del proyecto, que redacta el Ayuntamiento para ajustar la distribución del edificio a nuevos servicios

Obras de la futura comisaría de la Policía Local. Pablo Solares

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón ha aceptado dejar en suspenso temporalmente, y sin una fecha concreta para su reinicio, las obras de la nueva comisaría de la Policía Local a la espera de que se complete el proceso de redacción ya en marcha, y posterior aprobación, del modificado de la obra impulsado desde el Ayuntamiento para ajustar el diseño del edificio a sus nuevas utilidades. Esta suspensión empieza a contar desde hoy, que es cuando se acababa la última ampliación del plazo del contrato aprobada el pasado mes de julio. Una ampliación que se vinculaba a trabajos no afectados por el modificado del proyecto.

Llegados a este punto, la empresa adjudicataria, Acciona, alega que no puede seguir con la ejecución de las obras sin tener el nuevo proyecto. La modificación que se prepara supone reformular toda la distribución interior de todas las plantas, excepto la primera, y reajustar las instalaciones de electricidad, ventilación y comunicaciones; lo que conlleva cambios en los procesos posteriores de instalación de falsos techos y suelos, pintura, carpintería y acabados. Hay que recordar que el nuevo equipo de gobierno ha optado por utilizar parte de ese edificio para ubicar otros servicios municipales ajenos a la policía local. Decisión que argumentan con la necesidad de espacios y la elección de servicios que no distorsionarán la actividad policial pero que ha sido criticada desde la oposición municipal y desde los sindicatos policiales.

En agosto de 2018 se aprobó el proyecto básico de ejecución de este edificio con un presupuesto de 7,9 millones al que sumar otros 1,6 en impuestos. Acciona Construcción se hizo con el contrato, que fue formalizado en marzo de 2019 e iniciado en octubre. El plazo de ejecución fijado en el contrato era de 30 meses. En diciembre de 2021 se concedió una ampliación por cinco meses y el pasado agosto otra por tres, que finiquitaba este 30 de noviembre. Los cambios sobre el proyecto inicial suponen sumaron dos millones más al proyecto.

Subvenciones

Por otro lado, la Junta de Gobierno aprobó las condiciones del contrato para el servicio de limpieza de mantenimiento con un presupuesto base de 2, 5 millones, impuestos incluidos, y una duración de dos años con posibilidad de prorrogarse por otros tres. El contrato se reparto en cuatro lotes: para varias dependencias municipales, para los centros municipales integrados, para las escuelas infantiles y para el Edificio Pelayo y la Agencia Local de Empleo.

Entre los acuerdos tomados ayer también están la compra de un vehículo autoescalera para el servicio de bomberos por 931.700 euros y la aprobación de un estudio de detalles en la avenida de Justo del Castillo para el desarrollo de un supermercado con 131 plazas de aparcamiento. El proyecto incluye un nuevo vial que conectará la avenida con la carretera de Castiello. La Junta de Gobierno, además, aprobó el proyecto de ordenanza general de subvenciones con la intención de conseguir su aprobación definitiva en el Pleno del próximo mes. El texto fue consensuado por todos los partidos en la comisión de reglamentos, a la que ahora debe volver para su tramitación final.

Compartir el artículo

stats