Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldesa, en su balance final: "Hubo bulos, montajes y críticas al aspecto físico y el lugar de nacimiento"

Ana González carga contra las "conspiraciones" en los partidos políticos y promete luchar por un presupuesto / "Me gustaría haber llegado a más en el plan de vías, pero licitar el proyecto es un importante avance", dice la regidora

Ana González, durante el pleno sobre el estado del municipio. Juan Plaza

"Tengan claro que nuestro objetivo es aprobar un presupuesto porque es absolutamente necesario para Gijón". Con este compromiso de un futuro a corto plazo –ante las reiteradas peticiones tanto de la oposición como de su socio de gobierno de IU para que el Ayuntamiento tenga cuentas nuevas en 2023– cerraba ayer la alcaldesa de Gijón, la socialista Ana González, las cinco horas del debate sobre el estado del municipio. El último de este mandato y el último de su etapa como regidora. Ella misma lo especificó en su intervención inicial para justificar el especial significado que para ella tenía esa sesión plenaria y los sentimientos que le generaban.

"Ya saben que tenía previsto presentarme el año que viene a las elecciones, pero mi propio partido ha preferido relegarme en beneficio de otra persona a la que consideran más apropiada para dirigir los designios de esta ciudad", explicó antes de hacer una reflexión general sobre la deriva que viven los partidos políticos "afanados en luchas internas y conspiraciones" y con el recurso a "montajes, difamaciones, bulos y críticas que emplean como argumento el aspecto físico, el lugar de nacimiento o la manera de expresarse para evitar entrar en cuestiones de fondo". Que su propio partido hubiera truncado su carrera convirtiéndola en la primera regidora, y regidor, que solo estará cuatro años en la Alcaldía fue motivo de ataque de una parte de la bancada de la derecha a González. No hubo réplica de la Alcaldesa a esa asunto, más allá de unas gracias a quienes "no hacen leña del árbol caído".

El soniquete de despedida se dejó sentir en las tres intervenciones de la Alcaldesa. Tanto en su repaso a la cosecha de un mandato marcado por la crisis sanitaria, primero, y la económica, después, como en la justificación del resultado de su trabajo y el de su equipo. "Gracias a los concejales que me han acompañado. Gracias por haber estado, por vuestra confianza y apoyo. Lo habéis hecho bien, aunque querríamos haber hecho más y mejor; aunque hoy cambiaríamos decisiones y acciones. Trasladad el agradecimiento al personal de vuestras áreas", explicó mirando a la bancada socialista. Tiempo después, ya en respuesta a la oposición les rogó "que entendáis que este gobierno trabajó con mucha honestidad, pasión y entrega". Misma oposición a la que pidió leer con detalle las acciones de los proyectos que se financian con fondos europeos como piezas que marcarán el futuro de la ciudad.

González tuvo que hacer frente a la queja compartida por toda la oposición sobre el enquistamiento de grandes infraestructuras pendientes en Gijón, la generación de polémicas a pie de calle por decisiones marcadas por el "sectarismo y el empecinamiento" del gobierno local y la paralización, sino retroceso en algunos campos, de la acción municipal. "Podemos sentirnos moderadamente satisfechos", aseguró, antes de hablar de depuradoras en marcha, pozos de tormenta acabados, una regasificadora a punto de abrir, los nuevos equipamientos sanitarios diseñados en la ciudad empezando por la ampliación del hospital de Cabueñes...

"Y sí, me gustaría haber llegado más allá en el plan de vías y acabar el mandato con excavadoras en el terreno de la estación pero ha habido un importante avance al conseguir firmar el protocolo y licitar el proyecto constructivo de la estación y su conexión con el metrotrén", explicó antes de recordar que "yo no rompí el consenso sobre el plan de vías lo rompió la conclusión del estudio informativo que se encargó en 2018 y que dijo que Moreda era mejor. En Gijón no hay estación intermodal porque no la hizo quien la tenía que hacer y no podemos volver a caer en el error de pintar cantidades a vuela pluma, por eso el protocolo no fija cuantías".

Más allá del plan de vías la actual regidora socialista de Gijón se comprometió a "seguir trabajando sin desmayo hasta el 27 de mayo por el vial de Jove y la residencia universitaria. "Lo que queremos ver en el vial de Jove es la senda de gasto para todo los años, lo otro es un falso compromiso", concretó la socialista ante la polémica por la falta de presupuesto más allá de los dos millones del año que viene. Hay comprometida una reunión ministerial.

Ya en lo que tiene que ver con la gestión directamente municipal la Alcaldesa dio especial protagonismo al compromiso con la cultura que se simboliza con la intención de convertir Gijón en la capital europea de la Cultura en 2031 y en el trabajo de los servicios sociales tanto durante la pandemia como ahora cuando está redefiniendo su forma de trabajo para hacer frente a todas las necesidades de cuidado que impone la nueva realidad.

Cuarenta millones en obras con un plan de barrios al 70 por ciento

En cuanto a las obras públicas aseguró Ana González que se cerrará el mandato tras haber ejecutado obras por una cuantía de 40 millones, tras indicar que el Plan de Barrios alcanzará un nivel de ejecución del 70% de las medidas incorporadas, al que sumó un 85% de las obras de distritos. En la lista de lo que se iba a hacer y no se pudo colocó la ampliación de la red de escuelas infantiles pero recordando que hay que redefinir el modelo. «No pretendo decir que todo lo hayamos hecho bien pero tampoco se puede faltar a la verdad. No se ha hecho todo, pero se ha hecho mucho», replicó ante la enumeración de males descritos por la oposición.

Y siempre, aseguró, desde el diálogo con el tejido asociativo pese a los constantes reproches que este gobierno recibe sobre su poco gusto por la participación ciudadana. «Se que repiten como un mantra que no somos un gobierno al que le guste la participación. No es verdad, lo somos. Nos gusta acordar», indicó la regidora antes de anunciar que en unos días desde la Dirección General de Innovación se presentará el trabajo hecho hasta ahora para definir un nuevo modelo de participación. Ese será uno de los trabajos de la actual Corporación en los meses que le quedan.

El impulso municipal a la economía tiene, en la reflexión de la Alcaldesa, alguno de sus pilares en proyectos que se han puesto en marcha en este mandato como la ampliación del Parque Científico a La Pecuaria y, luego a La Formigosa, su nuevo enclave en la Universidad Laboral, el vivero de empresas de La Camocha o las naves nido a construir en Lloreda. Sin olvidarse del parque empresarial de economía azul para el suelo de Naval Gijón cuando quede libre de la mochila judicial. 

La política de movilidad de este gobierno local ha sido una de las más contestadas por la oposición. La réplica de González fue tajante:«Creo firmemente que los coches no tienen derechos y las personas sí y entre los primeros está la salud y la posibilidad de encontrarse y disfrutar de un aire libre de contaminación». De hecho, la Alcaldesa entiende que las polémicas sobre la peatonalización del Muro, como sobre el fin de la concesión a los festejos taurinos o el diseño de un reglamento de laicidad, se generaron desde la acción política de la oposición municipal en base, en ocasiones, a datos falsos y, en otros, «a la anulación de quienes piensan diferente porque entienden que el único pensamiento correcto es aquel que coincide con el suyo».

Una oposición a la que también achacó que culpen al gobierno de gastar dinero en procesos judiciales «cuando en muchos casos son ustedes quienes judicializan la acción política». Al juzgado contra el Ayuntamiento se ha ido por el «cascayu» del Muro, la renaturalización del río Piles por el anillo navegable y la ordenanza de movilidad. 

Y otro mensaje para la oposición: «Si me llaman sectaria por el hecho de pensar como pienso, de ser como soy y dar cumplimiento a un programa electoral y un acuerdo de gobierno hasta la última coma pues tengo que darles la razón. Califican de sectaria a una Alcaldesa con el respaldo de más de 46.000 gijoneses y gijonesas, bastantes más de los que respaldan a día de hoy a sus formaciones respectivas». 

Compartir el artículo

stats