María Isabel Ferrer, quien fuera durante años la presidenta del Voluntariado Vicenciano, falleció ayer a los 82 años. Nacida en Madrid (julio de 1940) desempeñó su cargo durante años. Deja marido, Pedro López Cuevas, y siete hijos, uno de ellos es Pedro López Ferrer, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Gijón, presidente del Fodeba y de la Fundación Gijón Baloncesto. Tenía también 14 nietos. Su funeral será mañana, viernes, a las 18.00 horas, en la iglesia de San Pedro.