Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rincón más iluminado de Pumarín vuelve a brillar

Ana Ferreiro vuelve a decorar su negocio: "Es el año que mejor ha quedado"

10

En imágenes: El rincón más iluminado de Pumarín vuelve a brillar Juan Plaza

Los adornos navideños no se limitan a las calles. Para muestra, el bar "La Bimbala", que luce como ninguno en el barrio de Pumarín tras la inauguración, ayer, de la iluminación festiva con la que su gerente, Ana Ferreiro, quiso dotar al espacio para vivir al máximo la Navidad. "Es el tercer año que lo hacemos", explicó Ferreiro, satisfecha con el resultado. "Es muy llamativo", apuntó la gerente, que reside en la planta superior del edificio. Al margen de las luces, también se han distribuido hinchables con motivos festivos, como un belén o un árbol. "Es el año que mejor ha quedado", confesó Ana Ferreiro, que considera que esta novedosa iniciativa puede representar un aliciente más para los clientes de "La Bimbala".

Luis Concheso se encargó del diseño de las luces decorativas. Centró su atención en las esquinas, a las que le otorgó un matiz diferente respecto a pasados años. "Buscaba obligar a la gente a verla desde distintos puntos, así las fotos que se hagan dependen del ángulo", argumentó Concheso, que entre diseño, pruebas y el remate final, dedicó un mes a elaborar las esquinas del edificio. El técnico de la iluminación, que dio por conseguido el objetivo, destacó la particularidad de la iniciativa. "Hay pocos locales que sean viviendas unifamiliares y que se decoren tan intensamente en Navidad", subrayó. En el interior también abunda la decoración, con la que los clientes se sentirán embargados con el espíritu festivo.

Compartir el artículo

stats