Un motorista de 45 años se enfrenta a varias sanciones por transportar un machete de grandes dimensiones, un puñal y dos navajas mientras conducía bajo los efectos del hachís y la cocaína. La Policía Local le incautó estas armas, además de dos sprays de defensa personal, cuando circulaba el martes por la calle Artillería, en el barrio de Cimadevilla. Los agentes le dieron el alto al observar que la bolsa donde portaba el material comprometía la estabilidad de la motocicleta.

Durante la actuación, efectuada a las 20.30 horas, los agentes vieron cómo sobresalía de la misma el mango del machete, la pista por la que procedieron al registro para posteriormente tramitar las propuestas de sanción correspondientes. También fue denunciado por dar positivo en drogas y conducir con la ITV del vehículo caducada.