Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acusado de matar de un zarandeo al bebé de su pareja, en el banquillo: le piden un año de cárcel

El fiscal culpa al hombre de un homicidio imprudente

El acusado por la muerte del bebé de dos años, tras su puesta en libertad en junio de 2021 JUAN PLAZA

El varón encausado por matar de un zarandeo al bebé de su pareja se sienta mañana en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón por un posible homicidio imprudente por el que la Fiscalía pide un año de cárcel, así como la indemnización de la madre del pequeño y del progenitor con 15.000 euros a cada uno.

El Ministerio Fiscal sostiene que, el 3 de junio de 2021, el acusado, nacido en 1990, convivía en Gijón con su pareja sentimental y con el hijo de esta, u bebé de 23 meses de edad. Ese día, el acusado, a las 7,30 de la mañana, llevó a su pareja al lugar de trabajo en su vehículo, en el que también viajaba el menor. Luego, regresó a su casa y, en hora no determinada, aunque antes de las 12 horas, de forma negligente y sin desplegar las mínimas precauciones exigibles en el cuidado de un menor de tan corta edad, ignorando el motivo, le zarandeó de forma violenta. Cuando sobre las 13 horas llegaron los abuelos maternos, observaron al menor con la mirada perdida, abriendo y cerrando los ojos, por lo que contactaron con la madre del niño, que desde su centro de trabajo llamó al SAMU, que acudió sobre las 13.25 horas y trasladó al menor al Hospital de Cabueñes, desde donde llegaron en 15 minutos. En ese hospital se entubó al menor y, al no existir UVI pediátrica, fue derivado al HUCA, sobre las 15.23 horas. Las lesiones que presentaba el pequeño le produjeron una encefalopatía con daño de tronco cerebral, y falleció.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia y solicita que se condene al acusado a 12 meses de prisión e inhabilitación especial para el sufragio pasivo por el tiempo de condena. En concepto de responsabilidad civil, el acusado indemnizará con 15.000 euros por daños morales al padre del menor y con 15.000 euros a la madre. La acusación particular, ejercida por el padre biológico del bebé, había pedido que el caso se considerase como un homicidio doloso, una petición que la Audiencia rechazó, por lo que solicitará dos años y medio de pena.

Compartir el artículo

stats