Con una multa de 300 euros han saldado su responsabilidad los cuatro gijoneses que se encontraban acusados por el delito de participación en riña tumultuaria en la macrocausa conocida como el "caso Jimmy", en referencia a Francisco Javier Romero, el miembro de los "Riazor Blues", grupo radical del Deportivo de La Coruña, que falleció en el entorno del estadio Vicente Calderón tras una trifulca con seguidores del Atlético de Madrid en 2014. En total son 74 las personas condenadas en este proceso (al margen de la causa por la muerte de Romero) que al pago de multas que van de los 300 a los 1.350 euros. La sentencia, notificada el pasado mes de diciembre, no es firme y puede ser recurrida. De hecho, La Liga, que ejerció la acusación popular, recurrirá el fallo.