Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pilar García Nueva presidenta de la asociación vecinal «La Raposa» de Baldornón

"Seremos insistentes con el Ayuntamiento para que se acuerde de que existimos"

"A la zona rural se nos trata como ciudadanos de segunda, picaremos en todas las puertas para que se arreglen los caminos o el polideportivo"

Pilar García, «Piluca», ayer. JUAN PLAZA

Pilar García (Gijón, 1970), más conocida como "Piluca", es la nueva presidenta de la asociación de vecinos "La Raposa" de la parroquia de Baldornón. Tras estar presente en anteriores juntas directivas como tesorera, en esta ocasión ha decidido dar el paso para liderar la entidad de la zona rural. A su nombramiento, aprobado en una asamblea el pasado viernes, solo le queda el pertinente papeleo. García, con "ganas" de ponerse en marcha y unir al pueblo, es la primera mujer que preside el colectivo de Baldornón.

–¿Cómo encara esta nueva etapa como presidenta de la asociación vecinal de "La Raposa"?

–La afronto con muchas ganas. El pueblo necesita que lo cuiden y toca estar pendientes de todas las cosas para conseguir que los vecinos sean una piña.

–¿Por qué decidió presentar su candidatura para dirigir la entidad?

–Ya estaba en la anterior junta como tesorera, en la de Horst Winter (fallecido en 2020), y faltaba gente. Era necesario un cambio para seguir la labor.

–Fue la única candidata. ¿Qué le dice eso?

–Muchos quieren que se hagan cosas pero poca gente da el paso. Ahora se necesitan nuevas caras y maneras de ver las cosas.

–Después de una primera toma de contacto con el cargo, ¿cuáles son los principales aspectos que urgen abordar en la parroquia?

–Que se tenga el pueblo cuidado, que nos arreglen el polideportivo, que nos llegue internet, que se arregle la carretera que une Gijón y Siero...

–No deja de utilizar la palabra "arreglar".

–Picaremos todas las puertas que tengamos que picar y seremos insistentes.–Entiendo que se refiere al Ayuntamiento local, del que muchas parroquias se quejan por dejar de lado a la zona rural. ¿Una de sus prioridades es estrechar lazos con el consistorio?–Queremos que Baldornón sea considerado, que el Ayuntamiento se acuerde de que existimos porque parece que cuida más a la zona urbana. Estaremos pico y pala.

–¿Comparte esa sensación de desatención?

–Nos tratan como a ciudadanos de segunda. Siempre tenemos que estar pendientes de que se venga a arreglar los caminos. No se limpian las acequias, hay inundaciones, etc. Aquí, la mayoría de vecinos vive de la agricultura, por lo que es imprescindible tener la zona cuidada. También hay que arreglar el polideportivo, que es la única zona de ocio.

–¿Una de sus iniciativas será habilitar más espacios de este tipo?

–Apenas los hay para gente joven. Estábamos luchando para cubrir el polideportivo para poder hacer cosas con los niños. Estamos en Asturias, con la lluvia es complicado. Buscaremos algo para los jóvenes, para que puedan reunirse, quizás aprovechando la biblioteca para hacer un centro de reuniones.

–En Baldornón también han proliferado en los últimos años las protestas en relación a la calidad de internet.

–Es nulo, no llega la fibra. Que un niño no pueda estudiar de esta forma me parece aberrante en el siglo XXI. Además, en cuanto a los transportes, estamos muy mal comunicados, con poca frecuencia de autobuses. Creo que todas las parroquias tenemos que insistir. Ahora hay elecciones, así que no sé si tendrá que ser con la siguiente alcaldía.

–Los residentes del entorno rural acostumbran a ser reivindicativos con las causas que consideran. ¿Confía en la participación vecinal para hacer fuerza?

–Sí, lo primero que hay que hacer es fomentar la unión en el pueblo. Ellos responden a cualquier cosa que les propongas, aunque antes tienes que dar, como presidenta, para recibir.

–En los últimos meses Baldornón se ha posicionado en contra de las catas en la mina La Viesca. ¿En qué momento se encuentra esta problemática?

–Hay bastante miedo. Ahora está parado y se están haciendo sondeos. Si deciden seguir adelante y no conseguimos que se pare, esperamos que lo hagan de una manera en la que nos den garantías de solucionar desperfectos si los hubiera. Estamos buscando el apoyo del sector de la industria.

–Es la cuarta persona que preside la asociación y la primera mujer que lo hace. ¿Qué significa para usted?

–A veces lo pienso pero inconscientemente (ríe). Hay bastantes mujeres compañeras, se ve que tenemos inquietudes y que nos estamos metiendo en este ámbito. No somos conformistas. Cuando vi que era la primera, me sorprendió un poco.

–Está en la presidencia desde hace pocos días. ¿Ya se halla trabajando en alguna propuesta?

–Sí, esta tarde (por ayer) cuando llegue a casa voy a pedirles a los vecinos fotografías de lo que consideren que está en mal estado en cuanto a caminos, para hacer un "book" fotográfico y enviarlo al Ayuntamiento. Hay caminos públicos que llevan mucho tiempo sin desbrozarse. El otro día un vecino comentaba que casi no podía llegar a su casa por la maleza que había.

Compartir el artículo

stats