Cabreo monumental en la zona rural gijonesa por la falta de obras previstas en el proyecto presupuestario que defiende el gobierno local. La Federación de Asociaciones de Vecinos "Les Caseríes" expresó ayer su malestar al concejal del ramo, José Ramón Tuero, que, tras la celebración del consejo de Distrito de la zona rural, se quedó para explicar de primera mano a los vecinos una situación por la que él mismo se mostró sorprendido, tal y como apuntaron varios líderes de las parroquias. "Es un bochorno, todo un insulto", expresaron varios presidentes de asociaciones al término del encuentro. Por otro lado, en la celebración del consejo de Distrito, además de varias quejas por la nueva iluminación, lo que se acordó fue renombrar el parque de Deva con el nombre de Antonio García, quien fuera presidente de la asociación de la zona y abogado de "Les Caseríes" hasta su muerte hace un año.

"Es la mayor dejadez, el mayor menosprecio que ha hecho esta corporación a la zona rural", argumentó el presidente de "Les Caseríes", Miguel Llanos. "Es una desfachatez. Llevamos tres años en los que, por la pandemia, apenas hubo inversión. Esto lo comprendemos, pero que no haya ni un solo euro para la zona rural ahora es un despreció", apuntó. El hecho de que no haya proyectada ninguna inversión hace que cualquier actuación que se quiera hacer dependa de la incorporación de remanentes. "Esperaremos a ver qué pasa tras las elecciones, a ver si hay algún acuerdo entre partidos", concretó Llanos.

"Es una indecencia. Confirma lo que llevamos años diciendo. No contamos", dijo José Luis Fernández, de Serín. "Se están riendo de toda la zona rural. ¿Por qué hay tanto dinero para levantar las calles de Gijón? No deberían esperar a mayo para irse", clamó Consuelo González, de Cenero. "Si se hubiera gastado con más cabeza habría dinero para todo, pero nos empeñamos en cosas provisionales como el Muro", incidió Bryan Calvo, de San Andrés de los Tacones. "Es un fallo gordo, pero al menos el concejal nos dio esperanzas de que algo pudiera salir", aseguró Juan Caso, de Deva, quien también valoró el homenaje a su predecesor. "Trabajó mucho por la zona rural. Se implicó mucho", aseveró. El parque que llevará Antonio García está en la carretera de Caldones. El homenaje será el 4 de febrero.