Día del Periodista 50%DTO. La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Unión de Comerciantes aplaude la campaña de bonos: "Ha ido genial"

La agilidad en el cobro semanal de la aportación municipal es para los participantes una de las grandes ventajas del programa

Sara Menéndez. Ángel González

"Ha ido genial". Así de contundente y optimista es la valoración de la presidenta de la Unión de Comerciantes, Sara Menéndez, de la campaña de "Bonos Gijón". Hoy es el último día para comprar con esos vales de descuento en los establecimientos adheridos a un programa municipal que busca incentivar el consumo entre el pequeño comercio. Una vez fiscalizado el resultado de este mes inicial, los vales sobrantes se redistribuirán entre los negocios para abrir un segundo mes de plazo para su canje. No hay fecha todavía para esa prórroga.

"Estamos todos de acuerdo en que el momento no era el más adecuado, pero es un éxito en la medida en que se van a conseguir movilizar tres millones de euros", explicaba Menéndez. Su queja sobre el momento tiene que ver con un retraso en la tramitación del programa que llevó a que coincidiera con la de por sí potente campaña navideña de compras. Los tres millones son la cifra mínima final de la operación matemática que supondrá canjear los 100.000 vales de diez euros, ya que ese descuento es sobre una compra mínima de 30 euros.

El millón de euros en descuentos los financia el Ayuntamiento a través de subvenciones a los 639 negocios de la ciudad adheridos al programas. Solo en 19 de ellos no se ha canjeado ningún vale y en más del 70% ya están agotados. A horas del final hay más del 80% de los vales canjeados, un porcentaje que ya era del 60% el 5 de enero, justo en la festividad de Reyes Magos.

Para la Unión de Comerciantes otro elemento reseñable es la agilidad en la recepción del dinero vinculado a los bonos, que se gestiona desde Gijón Impulsa, "porque se cobra a la semana, y esa rapidez es importante para los comercios". Solo un pero vinculado a la decisión de repartir de manera equitativa los bonos entre todos los negocios independientemente del sector al que pertenecieran. "Hay una descoordinación con lo que es la demanda natural de la clientela y por eso en calzado y textil los bonos volaron y en otros gremios, parafarmacia, floristería, estética... sobran", matizaba la presidenta de la Unión de Comerciantes.

Más allá de completar el programa actual no hay sobre la mesa, y sobre todo en el presupuesto municipal, una propuesta local para una tercera edición gijonesa de bonos al consumo. Pero Menéndez recuerda que su organización ya ha conseguido que el presupuesto regional incorpore un millón de euros para un programa similar a nivel autonómico. Una partida pequeña, pero que garantiza su impulso.

Compartir el artículo

stats