2 Billetes de AVE Gratis La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Santa Olaya, orgullo de la zona oeste desde 1953

El club, que celebra su setenta aniversario, construyó su primera piscina en un pedrero, dio 5 olímpicos y cuenta con 15.000 socios

10

En imágenes: El Santa Olaya, orgullo de la zona oeste desde 1953 Ángel González/Santa Olaya

Decían Dulce Delgado, Freddy Motos y Luz María García, los "olayistas ejemplares" de este año, que el Santa Olaya "es la suma de todos". La frase condensa setenta años de historia y está cargada de verdad. El Santa Olaya es la suma de todos sus socios durante varias generaciones. Es una historia hecha a pico y pala, como su primera piscina, tallada a base de trabajo en un pedrero. Es una historia llena de éxitos deportivos que ha dado cinco olímpicos al país y la Copa Stadium de 1994. Y también una historia de superación ante las adversidades, como lo fue el mazazo de la pandemia y la sangría de socios de la que ahora intentan recuperarse el club.

Torcuato Fernández-Miranda, en una visita en agosto de 1971.

El reloj de la historia del Santa Olaya arranca el 22 de septiembre de 1953 en la gallera del ya extinto bar El Trole del barrio de Santa Olaya. Ahí se configuró la primera junta directiva. Pero el prólogo se escribió en ese verano de 1953, unas semanas antes de que Pelayo Blanco tomara la responsabilidad de ser el primer presidente en esa reunión. "Entre dos barrios de Gijón, El Natahoyo y La Calzada", como recoge en su libro sobre la historia del club José Gerardo Ruiz Alonso, una pandilla de unos 20 chavales quedaba en un solar llamado la Puerta del Sol en el Monte Coroña del barrio de Santa Olaya para divertirse y crear, sin saberlo, el germen de lo que después sería una gran institución deportiva.

Los reyes Juan Carlos I y Sofía entregan la Copa Stadium al presidente Jorge Luis Espinosa en 1995. | Imágenes cedidas por el club

Tras la constitución se fijó el objetivo de crear un equipo de natación y un coro. Las piscinas llegarían después. De momento, lo que tenían ese grupo de entusiastas era el Cantábrico. Se acordó que los colores del "Oly" fueran el azul, por el mar, y el verde, por el monte Coroña. El registro oficial llegó tiempo después, en verano de 1954, y tras ser avisados por la Guardia Civil de que aquellas reuniones protagonizadas por los fundadores no estaban, que se diga, muy bien vistas por el régimen franquista. Otros tiempos.

La entrada original del club.

El club puso por entonces en marcha su equipo de natación. Uno de los rivales de la época era el Club Natación Cimadevilla. A Fernando Cadavieco, uno de los fundadores, le quiere poner ahora el Santa Olaya una calle. Y no es para menos porque fue el capataz de la obra de la primera piscina y, de paso, la primera de la ciudad en el pedrero de Coroña. Sin permisos, ni planos, con picachones, palas, mazas y la luz de un carburo para trabajar durante la noche, los socios construyeron una majestuosa piscina de agua salada. "Se esforzaban y luchaban contra las rocas, lo mismo un mecánico que un oficinista", recoge la obra de Ruiz Alonso. Se construyeron a la par gradas y vestuarios y todo se inauguró el 21 de agosto de 1960 con un gran acto social y un buen chapuzón de Adolfo Carbajosa "Adolfín".

Fernando Cadavieco y otros socios, en la construcción de la piscina en el pedrero.

A partir de ahí, el club comenzó a crecer, con fases de expansión y con otras de crecimiento más lento. Hubo una gran ampliación de la que fue benefactor Torcuato Fernández-Miranda, nombrado en 1972 presidente de honor junto a al alcalde Luis Cueto-Felgueroso, que fue designado socio de honor. Esta ampliación se consiguió con una subvención nacional y se hizo un edificio central, oficinas y varias piscinas. La segunda ampliación se proyectó sobre 17.000 metros cuadrados de terreno durante la presidencia de Ángel Terán en los ochenta.

Los noventa fue una época prodigiosa en lo deportivo, con la Copa Stadium en 1994 y Atlanta 1996, a donde fueron el técnico Carlos Carnero y las nadadoras Eva Piñera y María Olay, quizás la mejor nadadora que ha habido en Asturias. Los otros olímpicos fueron Marcos Rivera y Mercedes Peris. Los dos en Pekín 2008. El club ha tenido 12 presidentes. Entre los recientes, hay que destacar a Félix Fernández, que fue el más longevo de todos con tres legislaturas. En 1994 se estrenó la piscina de 50 metros cuadrados cubierta, la primera de esta talla en Asturias. El Santa Olaya organiza varias actividades sociales, como la popular subida a la Campa Torres. Además, de la mano de la actual directiva presidida por José Enrique Plaza acaba de aprobar el primer plan director de toda su historia, de cara a pilotar un futuro prometedor para una institución deportiva orgullo de la zona oeste.

Compartir el artículo

stats