"Los Mazcaraos" repiten corona en una entrega de premios con pedida de matrimonio incluida

Aarón Pita, de "Xaréu nel Ñeru", logra el "sí, quiero" de Cristina Braña: "Había que lanzarse a la piscina"

Serín triunfa en las carrozas en categoría A

Pablo Palomo

Pablo Palomo

El Antroxu de Gijón tiene magia. Hasta el final, todo puede pasar y así fue. Cuando el abarrotado paseo de Begoña estaba mordiéndose las uñas para conocer el nombre de los ganadores del gran concurso de charangas de pronto ocurrió lo inesperado. Había subido Aarón Pita, de «Xaréu nel Ñeru», junto a su novia, Cristina Braña, a recoger el trofeo que les acreditaba como segundos cuando de pronto el chico hincó la rodilla en el escenario, sacó un anillo de matrimonio y vivió el momento más feliz de su vida. Pita le pidió matrimonio a Braña para ponerle el broche de oro a un Carnaval gijonés que, una vez más, ha llenado de color las calles de Gijón. Tras la emotiva pedida de mano, ahora ya sí, subieron a las tablas de Begoña los vencedores del Antroxu. «Los Mazcaraos», que ya ganaron el año pasado el primer premio, volvieron a repetir su idilio con la corona carnavalera. «Es fruto de todo el trabajo», clamó Jonathan Moro al recoger la réplica de la sardina que les acredita como vencedores.

Vídeo: Así celebró la charanga Los Mazcaraos su triunfo en el Antroxu de Gijón

Ángel González

«Había que tirarse a la piscina. El domingo, durante la actuación del Jovellanos, fue nuestro aniversario», comentó Pita tras pedirle compartir el resto de su vida a su novia. En la previa a San Valentín, los gijoneses sellaron su amor con un beso que hizo correr más de una lágrima. Era doble el motivo de la emoción puesto que la charanga «Xaréu nel Ñeru» le dedicó su buen hacer en esta cita a su fundador, José Méndez, fallecido en junio. «Tiró por el carnaval cuando la charanga casi se disuelve así que todo esto va por él», dijo Pita.

El gran momento de la tarde, por otro lado, se vivió cuando se conoció a los vencedores del concurso de charangas. «Los Mazcaraos» hicieron doblete. Ya ganaron el año pasado y el anterior lograron un meritorio segundo puesto. «El secreto para haber ganado dos años seguidos es el trabajo, no os hacéis una idea de cuanto», declaró Jonathan Moro, que subió al escenario de la mano de su hijo, Roi, y de la pequeña Lola Díaz, que no podía contener la emoción. «Tenemos unos compañeros para quitarse el sombrero», agregó Moro.

La entrega de premios había comenzado a las seis de la tarde. Estuvieron el presidente de Divertia, Oliver Suárez, el gerente de la empresa municipal, Fernando Losada y la responsable de Mcdonalds, Beatriz Corominas. La ceremonia corrió a cargo del periodista David Arango. El paseo de Begoña estuvo muy animado desde las cinco de la tarde, que fue cuando comenzó el multitudinario velatorio de la Sardina.

La entrega de los galardones sirvió para poner valor el gran trabajo realizado por todos los antroxeros. Se entregaron nueve reconocimientos a los participantes en el desfile infantil. Los premios de las carrozas estaban en varias categorías, en función de la locomoción. En la categoría A, la de camiones, se impuso el Club Xente Xoven de Serín. «Se lo dedicamos a la zona rural de Gijón», clamó Luis Cuervo.

Suscríbete para seguir leyendo