Las solicitudes de pisos turísticos bajan a la mitad tras prohibirlos en Cimadevilla, Centro y La Arena

El Ayuntamiento arrancó este ejercicio con una media mensual de 30,5 permisos concedidos cuando hace un año estaba en 58,4

Las solicitudes de pisos turísticos bajan a la mitad

Las solicitudes de pisos turísticos bajan a la mitad / LNE

El área municipal de Urbanismo ha actualizado sus últimos datos sobre viviendas de uso turístico, y de esa actualización y la comparativa con ejercicios anteriores, se concluye en la concejalía que lidera el forista Jesús Martínez Salvador que las solicitudes han disminuido un 46% tras la entrada en vigor a finales del pasado mes de enero de la prohibición de conceder más licencias en el ámbito territorial que conforman Cimadevilla, La Arena y el Centro. Esa moratoria, que tiene un plazo inicial de duración de un año, fue aprobada por el Pleno y se planteó desde el gobierno de Foro y PP como la vía para dar una respuesta inmediata a los barrios más tensionados por un fenómeno que se disparó durante la pandemia y ahora parece imparable y tiempo a las administraciones para actualizar el marco normativo y tomar otras medidas de control. Algo que se está haciendo tanto a nivel local como autonómico.

Aunque las solicitudes hayan bajado y la presión haya menguado, la cantidad de peticiones sigue siendo motivo de preocupación y de debate político en la Casa Consistorial. Ya ocurrió en la anterior comisión de Urbanismo y volverá a ocurrir en la de hoy con nuevas preguntas de la oposición, que considera que el problema se mantiene, aunque ahora trasladado a otros barrios ante la imposibilidad de ubicarse en los territorios que conforman la zona de gran afluencia turística.

El último tramo analizado por Urbanismo va del 25 de enero al 15 de mayo, ya con la suspensión en vigor. A Urbanismo llegaron en esas semanas un total de 149 solicitudes. A día de hoy 114 de esas solicitudes ya se han convertido en autorizaciones. El resto se corresponde con 15 peticiones afectadas por la zona de suspensión, 13 pendientes de aportar documentación requerida por los técnicos municipales –incluida la legalización de obras acometidas sin licencia–, cinco se encuentran pendientes de emisión de informe técnico, dos han sido denegadas y uno ha desistido de su solicitud.

Esas 114 autorizaciones repartidas entre los 112 días que conforman ese periodo temporal suponen una media de 30,5 autorizaciones al mes. Una cifra que casi rebaja a la mitad las 58,4 que contabilizan los técnicos en el mismo periodo del año anterior. También están muy por debajo de la media mensual de 55,5 viviendas turísticas autorizadas con que se remató 2023, en concreto en el periodo del 1 de septiembre al 22 de diciembre.

A la cabeza de Asturias

Otro dato importante que refleja el problema que las viviendas turísticas ya generan en Asturias se puede encontrar en el INE. En el Principado se contabilizaron en febrero 7.240 viviendas de ese tipo frente a las 5.810 que existían en la misma fecha, pero un año antes. De esas 7.420 en Gijón están registradas 1.429. La cifra más alta de todos los municipios asturianos. Por encima de las 1.091 de Llanes y las 921 de Oviedo. Y si se va al detalle, Cimadevilla registra ocho VUT por cada cien viviendas, duplicando la densidad que se da en el casco antiguo de Oviedo. Todo ello teniendo en cuenta que una cosa son las viviendas registradas y otras las que realmente se comercializan en portales web, aunque estén fuera de la legalidad.

VUT en Gijón

Últimas autorizaciones municipales. El Ayuntamiento de Gijón recibió entre el 25 de enero y el 15 de mayo 149 solicitudes para instalar viviendas de uso turístico. Periodo que coincide con la entrada en vigor de la suspensión de nuevos permisos en Cimadevilla, el Centro y La Arena, las zonas con mayor presencia de VUT. De esas 149 solicitudes registradas hay 114 autorizadas, 15 afectadas por la zona de suspensión, 13 pendientes de aporte de documentación requerida por los técnicos municipales, 5 se encuentran pendiente de emisión de informe técnico, 2 han sido denegadas y 1 ha desistido de su solicitud

Comparativa con el año pasado. La media mensual de autorizaciones municipales en lo que va de 2024 es de 30,5 VUT. En el mismo periodo del año anterior fue de 58,4 y en el último semestre del año pasado era del 55,5. Esa reducción en el número de autorizaciones se enmarca, según los datos municipales, en un descenso del 46% en el número de solicitudes desde que entró en vigor la suspensión. 

Suscríbete para seguir leyendo