La suma millonaria que se llevarán las obras del complejo de Tabacalera, con sus dos nuevos edificios

La actuación, que arrancará el próximo año, se prolongará durante treinta meses y generará "un polo cultural que va a transformar Cimadevilla"

Un viandante pasa ante el edificio de Tabacalera, en Cimadevilla.

Un viandante pasa ante el edificio de Tabacalera, en Cimadevilla. / Ángel González

Unos 21 millones –más en concreto 20,8 con el IVA ya incluido– se llevará el plan de obras de Tabacalera para convertir, como ayer explicó el edil de Infraestructuras, Gilberto Villoria, "el probablemente edificio histórico más importante de Gijón en un polo cultural que va a transformar el barrio y permitir recuperar a la plaza de Arturo Arias su esplendor pasado como foro romano". La cifra y el compromiso de que la ejecución de las obras comenzará el año que viene las incluyó el edil forista en medio de una enumeración de acciones municipales que se están desarrollando en Cimadevilla. Era su contestación al portavoz de IU, Javier Suárez Llana, para quien el gobierno busca priorizar la presencia de turistas antes que dar servicios a los vecinos en sus propuestas para el Barrio Alto.

Unas obras, las del complejo de Tabacalera, que se estima se prolonguen durante dos años y medio e incluyen en esa suma millonaria tanto los trabajos aún pendientes sobre el edificio histórico como las dos nuevas edificaciones. Tal y como se fija en el plan de usos aprobado por la Junta de Gobierno a finales del año pasado el edificio histórico se organiza en cinco plantas: el sótano será almacén y depósito de colecciones y en la planta de acceso, al nivel de la calle María Bandujo, estará la recepción y la tienda. El Museo de Gijón estará en la planta baja y la primera y segunda planta se convertirán en espacio expositivo con la intención de acoger exposiciones de nivel nacional e internacional.

Al lado del edificio histórico se construirán dos nuevos. Uno de ellos, de tres alturas, y 2.600 metros cuadrados, que tiene como elemento singular una sala de usos múltiples con aforo para 400 personas. En el segundo edificio la previsión es que haya un espacio hostelero vinculado al museo, pero con acceso independiente para que pueda funcionar con otro horario y con la opción de tener terraza. Todo ello dentro de un complejo que Foro quiere que sea referente nacional y que es el pilar de esa "vía gijonesa" para la cultura que defiende Carmen Moriyón.

Que la transformación de Tabacalera y con ello de la plaza de Arturo Arias serán buenas para los vecinos de Cimadevilla es lo que pretendía poner en valor Villoria en una enumeración de actuaciones en el casco histórico que incluyó la ejecución en otoño de una de las fases del proyecto de plataforma única, con un presupuesto de 1,5 millones "que aporta una mejora considerable en la accesibilidad a los portales, una disminución de la contaminación acústica que genera el actual pavimento de adoquín y crea nuevas zonas verdes y estanciales" y las actuaciones en la plaza del Arcipreste Ramón Piquero y el camín de la Fontica, por 120.000 euros; además del plan de limpieza de pintadas que desarrolló Emulsa.

No se olvidó el edil de proyectos de rehabilitación del patrimonio, como las obras de adecuación de las baterías bajas y las altas en el Cerro de Santa Catalina o la rehabilitación para hacerlo visitable del refugio antiaéreo del barrio. Todas ellas acciones que se financian con fondos europeos dentro de un proyecto que vincula a las áreas municipales de Cultura y Turismo pero, que para Villoria, junto a las anteriores "hacen el barrio más atractivo para los turistas pero también más habitable para los residentes". Y aunque no sea una obra el edil también incluyó en esas buenas acciones del gobierno hacia Cimadevilla la prohibición de concesión de más licencias en el barrio para abrir viviendas de uso turístico.

"Todas esas acciones solo buscan captar turistas, en un barrio que no deja de perder población desde 2006 y donde es difícil que nadie vaya a vivir porque no tienen servicios", le reprochó el portavoz de IU recordando que los vecinos no tienen transporte público para ir a Puerta la Villa que es su centro de salud de referencia ni los mayores un local donde poder estar. "Están haciendo del casco histórico un parque temático, y se olvidan de que también es un barrio", remató.

Tabacalera y otros planes de gobierno para Cimadevilla

  • Tabacalera. El plan de obras que se pretende poner en marcha el año que viene tiene un coste de 21 millones, que incluye la construcción de dos nuevas edificaciones y los trabajos pendientes en el edificio histórico. La estimación es que estas obras se prolonguen 30 meses. La propuesta incluye recuperar el «esplendor» como foro romano de la plaza de Arturo Arias.
  • Plataforma única. Obra presupuestada en 1,5 millones, que tiene que estar en ejecución en otoño y que busca pacificar el tráfico en el barrio, con una solución en plataforma única en el tramo comprendido entre Transito de las Ballenas y la calle Honesto Batalón. El proyecto supone mejoras de accesibilidad a los portales, ampliaciones de espacios verdes y de convivencia y una mejora de los elementos de mobiliario urbano y las redes de servicios. 
  • Obras de conservación. Actuaciones en la plaza Arcipreste Ramón Piquero y en la calle camín de la Fontica, que junto a otras de carácter puntual en el resto del barrio suman una inversión de 120.000 euros en lo que va de mandato.
  • Pintadas. Un plan especial de limpieza de pintadas que puso en marcha Emulsa el pasado mes de marzo y terminó antes de Semana Santa para dar respuesta a una queja vecinal
  • Viviendas de uso turístico. Cimadevilla se incluye, junto al Centro y La Arena, en el territorio donde, desde enero, el Ayuntamiento tiene prohibido dar más licencias para viviendas de uso turístico.
  • Recuperación del patrimonio. Bajo este epígrafe se incluyen actuaciones que tienen que ver con la recuperación antiaéreo y las baterías bajas y altas del Cerro para convertirlos en nuevos atractivos turísticos. La adecuación de las baterías bajas ya está en ejecución por 266.000 euros y en las altas se ubicará un centro de interpretación. Son proyectos que se están desarrollando con fondos europeos en un plan impulsado desde Turismo. 

Suscríbete para seguir leyendo