Mucha música y actividades infantiles en el comienzo de las fiestas de Laviada

Nuevo Roces y Cabueñes comienzan mañana sus celebraciones, que también irán hasta el domingo

El montaje de las instalaciones para las fiestas de Laviada, ayer. | Adrián Sierra

El montaje de las instalaciones para las fiestas de Laviada, ayer. | Adrián Sierra

Laviada se pondrá esta tarde el traje festivo. El barrio comenzará unas celebraciones que se prolongarán hasta el domingo y que prometen música, atracciones y buen ambiente. La jornada arrancará a las 18.00 horas con una fiesta de la espuma y a las 19.30 horas tendrá lugar una actuación del "Payaso Tato" para entretener y hacer reír a los asistentes.

Mañana abrirá la barraca y a las 19.30 horas se leerá el pregón, a cargo de Carmen Muñoz, coordinadora del centro de salud de Laviada. A las 20.00 horas, actuará "Cynthia". El "Dúo Caprichos" tomará el relevo a partir de las 22.30 horas. El sábado será también muy musical, con recitales de "Los de Siempre", Maxi Carreño, Arancha Miñán y el trío "Clave de Son". Para el domingo quedan, entre otros, Ceferino Otero y el grupo "De Sur a Norte".

Mañana, Nuevo Roces y Cabueñes abrazarán el espíritu festivo. Con el lema "¡Volvemos a liarla!", Nuevo Roces programa tres días de mucha música y baile. A las 17.30 horas, una exhibición de "freestyle" abrirá la veda antes del pregón de la artista Nerea Vázquez, previsto para las 19.00 horas. Después, concierto de Fran Juesas antes de que la orquesta "Pasito Show" ponga el broche a la primera velada. La charanga "La última y marchamos" amenizará el sábado, que contará con la presencia de Francis Ligero y "Los Jimaguas", entre otros. El domingo la actividad será frenética, con, por ejemplo, paellada popular y entrega del bollo a los vecinos. "Xixón ye de fiestas de prau" es la consigna elegida por Cabueñes para sus festejos, que empezarán mañana a las 17.00 horas. A las 19.00 horas, habrá un "Diver Prix" para dar el pistoletazo de salida a tres jornadas repletas de programación. El grupo "Assia" cerrará el domingo. Gijón está con ganas de verano aunque este, todavía, no haya llegado oficialmente.