El tercer bloqueo a la gerencia enquista la pugna en el Centro de Transportes

R. V.

La sociedad que gestiona el Centro de Transportes de Gijón ya tiene formuladas las cuentas de 2023. Otra cosa es que tenga gerente. Esos eran los dos puntos del orden del día de la sesión que para ayer por la mañana había sido convocada por su presidente, el edil forista Pelayo Barcia. Era la tercera vez que Barcia presentaba al consejo su propuesta para ocupar la gerencia. En las dos anteriores no llegó a salir adelante. Ayer, ni siquiera llegó a votarse.

El Centro de Transportes es una sociedad mixta donde se reparten al 50% el capital sus dos socios: Ayuntamiento y Principado. Eso le da a cada uno seis consejeros. Los votos en contra de los seis consejeros que representan al Principado más el del representante municipal elegido por el PSOE fueron los que impidieron el nombramiento en los dos anteriores consejos.

Ayer, y antes del consejo, se registró una petición para retirar del orden del día el nombramiento de gerente. Se votó la oportunidad de esa retirada y salió adelante gracias al respaldo de esa mayoría. Su petición, además de la retirada del punto, incluía tener acceso a los datos de todos los candidatos que se presentaron al proceso selectivo de cara a su evaluación y tomar una determinación en un próximo consejo. Información que recibieron todos los consejeros a lo largo de la mañana. Se presentaron 14 candidatos. Desde la representación del Principado se asegura que no hay nada en su rechazo contra el candidato que presenta la presidencia pero sí contra el procedimiento seguido por el concejal forista que por estatutos ocupa la presidencia de esa sociedad.

No lo ve así Barcia. "Los representantes del PSOE están demostrando que anteponen los intereses de los miembros de su partido a los intereses de la gestión pública. La operación que pretenden en el Centro de Transportes de Gijón lo único que va a lograr es perjudicar aún más a una empresa pública que lleva dos años presentando pérdidas y que, de seguir así, puede entrar en causa de disolución", sentenciaba ayer el edil de Tráfico y Movilidad tras la fallida reunión.

Entre 2013 y 2020, en la anterior etapa de gobierno de Carmen Moriyón, la sociedad que gestiona la instalación de Tremañes estuvo sin gerente por la falta de apoyos en el consejo a las propuestas que llevaba su presidencia.