Emprendimiento infantil a gran escala en el Future Minds Fest

Más de 800 escolares participan en una cita "entretenida y útil" en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial

La educación y el emprendimiento se asociaron ayer en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. El motivo, la celebración del primer Future Minds Fest, que contó con la participación de más de 800 escolares de una veintena de colegios de Asturias, Castilla y León y Madrid. Un evento impulsado por la consejería de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo del Principado, junto con Valnalón y Genyus School, y en colaboración con la Consejería de Educación, para estimular el espíritu emprendedor del alumnado, que vivió una mañana de frenética actividad. "El objetivo es doble: pasárnoslo bien y aprender un montón de cosas", proclamó Pedro Carrillo, fundador de Genyus School, una escuela de emprendimiento infantil con base en Gijón.

¿En qué consistía la dinámica? Por grupos y en tramos de 45 minutos, los estudiantes pasaron por cinco áreas de trabajo en las que les aguardaban distintos especialistas. La primera abordaba la gestión de las emociones; la segunda, la digitalización y la tecnología; la tercera era un espacio de comunicación y oratoria; "PrototipArte" era el leitmotiv de la cuarta, para aprender trucos de cara a diseñar productos; la última se relacionaba con las habilidades STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas). En ese puesto estaban, más que concentradas, Marina Hervás y Guadalupe Escobar, del colegio Cabueñes, que seguían las instrucciones para elaborar un paracaídas en miniatura con varios materiales. "En Plástica hacemos cosas parecidas", decía Hervás, cuyo propósito ayer era "aprender a dar mejores discursos y explicaciones".

El colegio Raimundo de Blas, de Arroyo de la Encomienda, en Valladolid, no se quiso perder la cita. "Somos un centro que nos gusta innovar y queríamos que los alumnos disfrutasen de un reto como este", declaraba el profesor Miguel Ángel Esteban. Asentía a su lado el estudiante Marco González, que deseaba marcharse de Gijón "orgulloso" de su trabajo y el de sus compañeros. "Quiero aprender Matemáticas y disfrutar un montón", manifestó Enol Manso. Manuel Velasco y Nadia López, del colegio La Corolla, fueron dos de los participantes en el taller de manejo de las emociones. Un ratito que a López le sirvió para saber "cómo conectar con mi yo interior", afirmó. "Es muy interesante porque a veces tenemos muchas emociones que no sabemos gestionar bien", agregó Velasco.

Del colegio Inglés, de Llanera, procedían Jesús Solís, Nicolás Blanco y Pablo Ortiz, encantados por ser parte de la jornada. De una de las áreas de trabajo, Ortiz sacó una clara conclusión. "Una idea se puede volver mejor si sabes cómo", sostuvo el crío, al que la iniciativa de ayer le parecía "entretenida y, a la vez, útil". De eso se trataba, de conjugar la educación con la diversión, lo lúdico con el aprendizaje. María Velasco, médico y psiquiatra infanto-juvenil, fue una de las ponentes. Habló de la gestión emocional. "Hay que ayudar a los niños a crecer en sus fortalezas y talentos", comentó Velasco. Entre estos aspectos mencionó la empatía, el liderazgo o la capacidad para hablar en público. Raúl Ordóñez, creador de contenido tecnológico, propuso actividades en torno a la inteligencia artificial, que "está a la orden del día", y remarcó la importancia de que los niños aprendan a manejar la tecnología para utilizarla "de forma segura y responsable".

Ignacio Iglesias, director general de Empresas, Pymes y Emprendedores, señaló que la jornada fue propicia para fomentar "habilidades que los niños necesitan para desarrollarse profesionalmente en el futuro". Y reivindicó que "emprendimiento e innovación" son dos ingredientes indispensables para que un territorio "prospere". "La educación no es solo adquirir o transmitir conocimientos, sino desarrollar mentes activas e inquietas", subrayó David Artime, director general de Inclusión Educativa y Ordenación, que abogó por que los alumnos "sean valientes" y "persigan sus sueños".

El público varió ligeramente por la tarde. Un "cambio de formato" para acercar el mundo del emprendimiento a profesionales de la escena educativa y empresarial y familias. También tuvo lugar una ponencia motivacional de Anxo Pérez y se desarrolló un "networking" para establecer conexiones y que los asistentes pudiesen interactuar y conocerse. Y, por qué no, crear colaboraciones para "potenciar el desarrollo socioeconómico de Asturias y España", explicó Pedro Carrillo.

El plato fuerte del turno vespertino fue la entrega de los Premios Nacionales de Educación y Emprendimiento Future Minds 2024. Las propuestas vencedoras iban desde un audífono para traducir idiomas hasta un dispositivo para disminuir accidentes de tráfico, pasando por un vehículo escolar para recorrer el territorio, entre otros proyectos. En Primaria, ganó el colegio Condado de Noreña en la categoría de Innovación; el San José Red Educativa Arenales, de Castilla y León, en Sostenibilidad e Impacto Social; el colegio Rural Agrupado del Alto Nalón en Viabilidad; y el colegio Santa Olaya en Comunicación. En Educación Secundaria, resultó vencedor el colegio Internacional Peñacorada, de Castilla y León, en Innovación; el colegio Montedeva en Sostenibilidad e impacto social; el IES La Fresneda en Viabilidad; y el colegio La Corolla en Comunicación. Unos galardones para poner el broche de oro a un día de lo más emprendedor en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Hay futuro en las aulas.

Suscríbete para seguir leyendo