El nuevo contrato de Gijón Arena tendrá un canon de 20.142 euros

Oliver Suárez, presidente de Divertia, defiende la licitación ante las críticas del PSOE: "Pretenden que El Bibio no tenga actividad"

Proyecto del Gijón Arena.

Proyecto del Gijón Arena. / LNE

Pablo Antuña

Pablo Antuña

Un canon de 20.142 euros y una garantía por incumplimiento de 8.323 euros, para un contrato total de cuatro años que se irán cumpliendo en periodos anuales prorrogables, siempre y cuando las condiciones hasta periodo máximo. Son las condiciones que aprobó ayer el consejo de Divertia para el contrato de explotación de la plaza de toros de El Bibio en eventos culturales, lo que el actual gobierno local ha bautizado como Gijón Arena, que estaba previsto se inaugurase el pasado mes de abril, pero que finalmente se canceló por problemas de logística con la carpa para la empresa que había solicitado la gestión.

El pliego de condiciones se publicará la próxima semana. Habrá un periodo de 20 días para presentar ofertas. Entre las condiciones también se establece la obligación de prestar asistencia sanitaria integral durante todas las actividades. Además, el Ayuntamiento se guarda un "comodín", ya que establece una cláusula que le permitiría disponer del uso del coso gijonés con un previo aviso a la concesionaria de 20 días. Esta opción ya se había establecido en el anterior contrato para organizar un espectáculo de zarzuela y el torneo de baloncesto que ya se celebró el pasado mes de mayo.

Oliver Suárez, presidente de Divertia, defendió la legalidad de este pliego tras las feroces críticas de la concejala del PSOE Carmen Eva Pérez. "El precio se estipula teniendo en cuanta varios factores que son los que determinan el canon: la tasa diaria, el cálculo de inversión que realizan, gastos generales (decoración, ambulancias...), unos gastos de caché por contratación de artistas y un estimado de ingresos por entradas. El departamento de contratación realiza un estudio de todas estas variables y sale la cifra de canon, al igual que se hace en otras licitaciones como la licitación para la feria taurina", comentó antes de añadir: "Se simula un plan de negocio que estipula un canon cuyo objetivo es que no quede vacía la licitación". Y criticó la posición del partido socialista: "El PSOE, una vez más, está buscando excusas para que la plaza de toros no tenga actividad".

El proyecto del Gijón Arena, que estaba previsto que se desarrollase entre el 4 de abril al 23 de junio, se tuvo que suspender por problemas de logística con la instalación de una gran cúpula, prevista para permitir disfrutar de actividades a cubierto. Ese primer contrato se adjudicó a comienzos de este año y solo unos meses después se supo que todo se iba al traste. Tras ese intento fallido, desde Divertia se apostó por un contrato de larga duración para ocupar el espacio fuera del periodo estival, hasta un máximo de cuatro años contando todas las prórrogas. Ahora se abre el plazo para recibir las ofertas y decidir cuál será la empresa concesionaria.

El Consejo de Divertia también aprobó ayer la programación de verano, entre la que se incluye los conciertos gratuitos que se podrán disfrutar entre la plaza Mayor y Poniente, donde se encuentran Rodrigo Cuevas, Rozalén, "Ilegales", "Modestia Aparte", "Seguridad Social", Hevia, Juan Magán, Álvaro de Luna o "Nacha Pop".