Premio a la contribución y al desarrollo: "Es una gran satisfacción"

Los rotarios entregan en una gala con 110 personas el "Paul Harris" a Mariano Marín y Alsa

Por la izquierda, Mercedes Fernández, Mariano Marín, Esther Morandeira, María Menéndez, María Calvo y Jacobo Cosmen.

Por la izquierda, Mercedes Fernández, Mariano Marín, Esther Morandeira, María Menéndez, María Calvo y Jacobo Cosmen. / LNE

Pablo Antuña

Pablo Antuña

Mariano Marín se emocionó especialmente por recibir el premio "Paul Harris" del Club Rotario por dos motivos. Su abuelo, Mariano Marín de la Viña, fue uno de los socios fundadores de la entidad en Gijón. Además él mismo fue también presidente. Y su contribución y colaboración en ese tiempo, y también en los 12 años que llevan de socios, fueron reconocidos con esta distinción. En la noche de ayer también tuvo protagonismo la empresa Alsa, a la que se le reconoció la gestión y mejora al desarrollo, así como sus proyectos de responsabilidad social corporativa. Recogió el galardón Jacobo Cosmen, presidente de Alsa, al que le entusiasmó recibir, en Gijón, donde Alsa tiene su domicilio histórico, el primer reconocimiento en el inicio del año 101 de la empresa. "Es una gran satisfacción", coincidieron en señalar Marín y Cosmen.

En torno a 110 personas se dieron cita en el Club de Golf de Castiello para la entrega de estas dos distinciones. Estuvieron presentes Mercedes Fernández, diputada del Partido Popular, que glosó la figura de Mariano Marín; o María Calvo, presidenta de FADE, que hizo lo propio con Alsa. Esther Morandeira fue la encargada de presentar un acto que supone, además, el cierre de la etapa de María Menéndez como presidenta, a la que relevará en el cargo en julio Patricia García Zapico.

Mariano Marín, en su intervención, transmitió su gratitud por ser reconocido por su trabajo: "Con mi humildad he aportado mi granito de arena. El Club Rotario de Gijón es una asociación importante, de servicio, que procura hacer cosas nuevas para el entorno, como la Capilla de San Esteban del Mar, que estará pronto terminada". Y subrayó la importancia que le da a esta rehabilitación: "Creemos que es el hito que pondrá en marcha toda la regeneración urbanística de ese entorno".

Asistentes a la gala de entrega de premios, ayer, en el Club de Golf Castiello.

Asistentes a la gala de entrega de premios, ayer, en el Club de Golf Castiello. / Pablo Antuña

Jacobo Cosmen, por su parte, transmitió su ilusión por esta "primera página del segundo libro de nuestra historia, con este premio de carácter social". Y transmitió también la importancia de que Alsa siga cogiendo impulso, desde una mirada al pasado en sus raíces: "El año pasado empezamos a mirar atrás, para acordarnos y reconocer la labor de toda la gente que trabajó en la compañía. Sirvió para coger toda esa fuerza y energía y coger impulso para el futuro", destacó el empresario, que hizo gala del compromiso de la compañía con Gijón. "El único centro de innovación de todo el grupo está en Gijón. Volvemos a las raíces para mirar hacia el futuro con una ilusión tremenda, para tratar de analizar, estudiar y dar solución a las necesidad des movilidad de las personas del futuro", concluyó.

En Castiello también estuvo el presidente del PP de Asturias, Álvaro Queipo, o los diputados autonómicos Pilar Fernández Pardo y Agustín Cuervas Mons. Del Ayuntamiento de Gijón estuvo presente la vicealcaldesa, Ángela Pumariega, o el concejal del PSOE Luis Manuel Flórez "Floro", así como el secretario general del PSOE de Gijón, Monchu García. Además, participaron, entre otros, Pablo Junceda, director general del Sabadell Herrero; o el empresario Jesús Kocina.