El Principado inicia los trámites para que la Laboral sea Patrimonio Mundial

"Es un emblema para Gijón y Asturias", dice la Consejera en el Día del Antiguo Alumno, en el que se recordó a los obreros fallecidos en la construcción

Por la izquierda, Guzman Pendás, Carmen Moriyón, Vanessa Gutiérrez y Manuel Nevares, con la placa conmemorativa por los 75 años de la construcción de la Laboral. | David Cabo

Por la izquierda, Guzman Pendás, Carmen Moriyón, Vanessa Gutiérrez y Manuel Nevares, con la placa conmemorativa por los 75 años de la construcción de la Laboral. | David Cabo / Pablo Antuña

Pablo Antuña

Pablo Antuña

El gobierno del Principado ha iniciado los trámites para que la Universidad Laboral opte a ser Patrimonio Mundial por la UNESCO. Así lo anunció este sábado la consejera de Cultura, Vanessa Gutiérrez, durante la celebración del Día del Antiguo Alumno, organizado por la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad Laboral. Gutiérrez destacó que ya han remitido al Ministerio de Cultura la propuesta y su correspondiente memoria justificativa para que el que es el mayor edificio de uso civil del país pueda entrar en la Lista Indicativa Española, el inventario estatal de monumentos aptos para obtener la distinción. "Esta ciudad de la cultura es emblema de Gijón y Asturias, es un símbolo de transformación y adaptación a los nuevos tiempos. La Laboral es uno de los ejemplos de cómo un espacio puede convertirse en motor de progreso", destacó Gutiérrez.

No fue el único anunció que realizó este sábado durante la celebración. Gutiérrez también indicó que "próximamente" se terminarán las obras de la cúpula de la Iglesia de la Laboral, "que no estuvieron exentas de dificultades", y añadió también que el fin de la actuación irá acompañada de la conclusión de los trabajos de recuperación de las cruces de la linterna de la capilla. Asimismo, se refirió al compromiso del gobierno regional con este espacio, con obras ya finalizadas, como la de las antiguas cocinas del complejo o la modernización de las infraestructuras escénicas del teatro.

Octavio Casielles y Margaritaa Sánchez, en el patio de la Laboral.

Octavio Casielles y Margaritaa Sánchez, en el patio de la Laboral. / Pablo Antuña

El Día del Antiguo Alumno se inició con el descubrimiento de la placa conmemorativa por los 75 años de la construcción de la Universidad Laboral. Manuel Nevares, presidente de la Asociación Antiguos Alumnos, explicó que sirve para recordar "la memoria de miles de trabajadores que consiguieron hacer esta maravilla que tenemos aquí". Y justificó el hecho curioso de que la plata no se pueda colgar por el momento, "por ser de bronce y pesar mucho, y al ser un espacio protegido no se puede taladrar así como así", recalcó, tras el descubrimiento de la misma en el Patio Corintio.

La placa recoge los nombres de ocho obreros que fallecieron durante la construcción: Balbino Cernuda, José Noval, Silvino Meana, Primitivo Moro, Manuel Martínez, Ángel Barros, José Herrero y José Menéndez. Un reconocimiento simbólico al que asistió en persona Octavio Casielles, vecino de Peón de 88 años, que fue uno de los trabajadores que participó en la construcción, en su caso en la finalización de la torre de entrada. "Puse hasta el pararrayos", recordó en compañía de su mujer, Margarita Sánchez. "Hoy en día trabajar en la construcción es casi como una oficina, de aquella era muy complicado. Empecé con 14 años", indicó Casielles, para referirse también a cómo ve actualmente la Universidad Laboral: "Están cambiadas muchas cosas, pero la parte principal de la estructura está igual. Me da pena que se hayan perdido las pinturas del teatro".

Foto de familia de los participantes en el Día del Antiguo Alumno, junto a las autoridades, delante de la entrada al teatro de la Laboral.

Foto de familia de los participantes en el Día del Antiguo Alumno, junto a las autoridades, delante de la entrada al teatro de la Laboral. / LNE

La primera promoción de alumnos fue la de 1955, para la que hubo entrega de distinciones durante del acto de. También recordó Casielles que la obra de construcción vivió también un arreón final que fue clave para que los estudiantes entrasen a vivir. "Trabajamos dos días seguidos sin parar", contó.

Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón, enfatizó en el valor de este emplazamiento: "Es más que un edificio. Es un símbolo de Gijón. Su historia y legado queda para las siguientes generaciones. Es un símbolo de la arquitectura y el arte". Y también trasladó su disposición a una colaboración entre las administraciones por el bien de la Universidad Laboral: "El Ayuntamiento estará ahí, sin importar la titularidad, porque cuando se trata de defender lo nuestro poco importan las condiciones de pertenencia. Tenemos en la consejera de Cultura una aliada para mantener este patrimonio. Ambas administraciones demostramos que esta casa es la de todos los asturianos".

La primera jornada del Día del Alumno se cerró con la asamblea general y la comida de hermandad. Pero antes también hubo tiempo para la entrega de los galardones "Miguel Ángel Caldevilla", que recayeron en Rafael Morán, autor del libro sobre historia de la Universidad Laboral; y en la Televisión del Principado de Asturias, por la recuperación de la memoria de este edificio. Además hubo una mención especial para Fernando Vizoso, fundador de la Asociación de Antiguos Alumnos.

Suscríbete para seguir leyendo