Los accesos a los pabellones municipales se modernizarán con tornos y una "app"

El proyecto, que se espera que pueda estar listo en 2026, permitirá a Deportes monitorizar los datos de afluencia de los usuarios para optimizar sus recursos

El pabellón deportivo de El Llano-Contrueces.

El pabellón deportivo de El Llano-Contrueces. / Pablo Solares

Pablo Palomo

Pablo Palomo

Una importante modernización del sistema de acceso a los pabellones municipales. En eso es en lo que está trabajando ya desde hace varias semanas el Patronato Deportivo Municipal y la concejalía de Deportes. El objetivo es desarrollar una aplicación informática que permita de aquí al 2026 instalar tornos de entrada y de salida en las instalaciones deportivas para, entre otras cosas, optimizar los recursos municipales en base a los datos de entrada y salida de los edificios. La idea es dar un salto muy importante en cuanto a digitalización y de paso mejorar un sistema de control de accesos que desde el equipo de gobierno se considera "obsoleto", ya que ahora mismo el único registro que hay es el visual que pueda desarrollar el conserje de turno. El plan ya está en marcha y tiene además otra meta, que es desarrollar una aplicación para el teléfono móvil que permita el poder apuntarse desde el terminal en las actividades que ofrece el patronato y también desde ahí realizar los pagos, en lugar de como se hace ahora, que obliga o bien a acudir al edificio administrativo situado en la antigua Pescadería municipal o bien hacerlo en un centro municipal integrado.

Esta modernización del sistema de accesos a las instalaciones deportivas es uno de los objetivos que se ha marcado la concejalía de Deportes, que encabeza el popular Jorge Pañeda, para antes de finalizar el mandato. Se calcula que el plan pueda estar acabado un año antes de la llamada de las urnas, en el 2026. El primer paso es el desarrollo de una aplicación informática que sirva como base para la gestión de los equipamientos deportivos municipales y que sea compatible con los tornos. La orden para crearla ya está dada y el servicio informático municipal ya está trabajando en la misma. Quienes están al tanto de esta operación explican que aún no se tiene contabilizado cuánto puede costar la herramienta ni tampoco la de los sistemas de control de accesos. Si bien, todo apunta a que el coste no será demasiado elevado y que más que dinero, lo que costará es tiempo para tenerla a punto. Una vez se cuente con ella, el siguiente paso será colocar los tornos en las instalaciones deportivas. Se entiende que para su colocación habrá que optar por un concurso público.

La aplicación para dispositivos móviles permitirá reservar clases o efectuar los pagos

Lo que se busca es dar un salto adelante en el control de accesos. La idea bebe de lo que ya se ve en otras ciudades donde es común que exista en los pabellones un sistema de tornos para entrar al interior de los recintos. En Gijón, clubes como el Grupo Covadonga o el Santa Olaya los tienen desde hace años. En pleno 2024 el control de accesos a las instalaciones deportivas municipales se hace con papel y boli. Es decir, para saber cuánta gente asiste a una clase, lo que se hace es contar a mano y luego apuntarlo en un papel. Esta forma de proceder es poco operativa en muchos sentidos. El principal es que la labor de pasar a limpio y contabilizar con exactitud esas cifras se hace demasiado laborioso para el personal, que además de las administrativas también debe desarrollar otras actividades. También porque no permite saber si los usuarios están, por ejemplo, al corriente de pagos en el momento de acceso. Asimismo, el sistema actual tampoco es cómodo para los usuarios, puesto que para poder acceder al interior de los recintos necesita que el personal se encuentre en ese momento en la puerta, cosa que no siempre sucede puesto que, como se decían, también tienen obligaciones de mantenimiento.

La intención del gobierno local es que tanto la aplicación como el sistema de tornos llegue a todas las instalaciones municipales. Si bien, no se descarta que la puesta en marcha del sistema se haga por fases, una decisión en la que pesará el coste del sistema.

Las claves

  1. Accesos obsoletos. El gobierno local considera que los accesos a los pabellones están obsoletos. El sistema ahora funciona con un control visual del consejere. El conteo del aforo en actividades se apunta en papel.
  2. Nuevo plan. El gobierno local trabaja en un sistema informático para instalar tornos y así modernizar los accesos. Lo que más tiempo llevará será crear la aplicación informática.
  3. Plazos y aplicación. Se cuenta que los tornos lleguen a las instalaciones a lo largo de 2026. Además, se quiere lanzar una aplicación móvil para apuntarse a actividades y realizar pagos. 

También quedará para una segunda fase la creación de la citada aplicación para el teléfono móvil, muy habitual también desde hace años en clubes privados y también en otros ayuntamientos. Además de mejorar la experiencia del usuario, con este desarrollo también se pretende llegar a un público más joven, más acostumbrado a trabajar con este tipo de tecnología. La previsión es que la "app" permita ver las diferentes actividades que hay disponibles, inscribirse en ellas y también hacer los pagos correspondientes. Ahora mismo, digitalmente, se pueden reservar instalaciones desde la página web municipal. Una vía que, aunque más moderna, no deja también de haberse quedado atrás.

La digitalización de la gestión de las instalaciones deportivas municipales también permitirá al Ayuntamiento el poder optimizar varios recursos. Al disponer de una cifra exacta de cuánta gente acude a cada actividad, se podrán destinar más esfuerzos a una u a otra. Por ejemplo, si se detecta que la afluencia a ciertas actividades en una determinada franja horaria es muy alta, se podría optar por desdoblar clases o reforzar personal. También para tomar decisiones en sentido contrario, optimizando así al máximo los recursos disponibles.

Este proyecto no es el único que ha puesto en marcha la actual concejalía de Deportes. La reparación de cubiertas en tres pabellones de la ciudad entró en mayo en su fase final. Se trabajó en las piscinas de El Coto, en el Palacio de los Deportes de La Guía y también en el complejo de El Llano-Contrueces. En la primera instalación, la de El Coto, se realizó un saneado y una reparación de toda la estructura de la fachada ya que uno de los laterales se encontraba afectado por óxido. Los responsables del Patronato Deportivo explicaron que el estado era el "peor del esperado" y esta actuación fue la más grande de las tres que se hicieron. Por su parte, en el Palacio de los Deportes de La Guía se hicieron remates en sus módulos auxiliares mientras que el Llano se trabajó para tratar de poner coto, por fin, al problema de humedades y goteras recurrentes.

Un "entrenador personal" y un "médico deportivo" a la vez en el teléfono móvil

A. F .V.

Entre los proyectos de base tecnológica que baraja el Patronato Deportivo Municipal se encuentra el desarrollo de una aplicación móvil para prescribir deporte a los más jóvenes. La idea es que esa "app" proponga una tabla de ejercicios al usuario, cuya actividad física será monitorizada a través de una pulsera o un reloj inteligente. Los datos obtenidos serían analizados posteriormente por un equipo especializado en medicina deportiva que, por un lado, evaluarán el progreso del usuario y, por otro, también estudiarán su estado de salud, planteándose incluso la posibilidad de que pueda someterse a estos deportistas a diferenes pruebas médicas. Con esta iniciativa también se busca fomentar la actividad física y el ejercicio entre los más jóvenes. La intención del Patronato es ampliar posteriormente el uso de esta "app" a los mayores, buscando la misma finalidad para, ya en una tercera fase, llevarlo a toda la ciudadanía. Pese a que no se manejan plazos concretos, en el seno de la entidad municipal se considera que es un proyecto muy atractivo e interesante para la ciudadanía que, además, resulta viable desde un punto de vista económico. La intención sería que pudiese ponerse en marcha a partir del año que viene.

Suscríbete para seguir leyendo