Fallece a los 98 años el empresario gijonés Justo Ojeda Alonso

Sus restos mortales reposan en el tanatorio de Cabueñes y su funeral, mañana en Somió

Justo Ojeda Alonso

Justo Ojeda Alonso

Pablo Palomo

Pablo Palomo

Luto en el mundo empresarial de Gijón y en el seno local y regional del Partido Popular por el fallecimiento ayer a los 98 años de Justo Ojeda Alonso. Dedicado al sector de las conservas, llevó las riendas de la empresa Copemar durante muchos años. Persona de gran carisma familiar, como destacaron muchos de los que le conocieron, estaba casado con Elvira Ayesta Granda y tenía siete hijos: Luisa, Elvira, Cristina, Justo, Santiago, Carlos y Juan Ojeda Ayesta. Era además aficionado al deporte, llegando a destacar a nivel nacional en el croquet. De esta modalidad deportiva se proclamó campeón de España en 2009. Una de sus facetas más conocidas fue la política. Siempre vinculado al Partido popular, donde era considerado un «histórico», estuvo en la génesis de la formación de la agrupación local en los tiempos de Alianza Popular y llegó a forma parte de candidaturas, siempre en los últimos puestos de la lista, y de juntas locales del partido. «Era un caballero de los pies a la cabeza», destacaron sus allegados.

Ojeda Alonso nació en Gijón en 1925. En la ciudad pasó su infancia y también su adolescencia. Emigró a Bilbao para estudiar Ingeniería Industrial, carrera que no llegó a terminar porque se enroló en la Marina Mercante. Recorrió, en sus primeros años, puertos importantes de Europa y de América del Sur. Fue, sin embargo, en Las Palmas, tras varios años echado a la mar, donde comenzó a vincularse al mundo de las conservas. Estuvo al frente de la empresa Copemar.

Su faceta política también fue importante. Fue afiliado del Partido Popular durante buena parte de su vida. En la formación en Gijón estaba considerado desde hace muchos años como todo un histórico. El presidente del Partido Popular en Asturias, Álvaro Queipo, le recordó ayer con mucho cariño. «Fue un empresario de éxito, un gijonés de pro y muy buena persona», escribió en una publicación en su cuenta en la red social «X», la antigua Twitter. «Su pérdida es un duro golpe para el mundo empresarial asturiano y para la familia del PP, partido del que fue impulsor y al que se mostró siempre leal», agregó. La impronta de Ojeda Alonso en el PP de Gijón fue importante a muchos niveles durante mucho tiempo.

 Siempre estuvo en un discreto segundo plano, pero haciendo una labor importante. Llegó a formar parte de la candidatura de Pilar Fernández Pardo para las elecciones municipales de 2007. Iba el número 27, el último, una posición simbólica que se suele dar en los partidos a personas importantes y queridas. Fue vocal con Fernández Pardo en la junta local conformada a partir del 2009. «Era una gran persona, un gran profesional. El PP le debe mucho. Fue una persona leal, de partido, pero sobre todo un caballero», expresó la ahora diputada en la Junta. «Toda la familia del PP nos sentimos muy tristes. Fue todo un ejemplo y hay que recordarlo así», agregó Fernández Pardo. En 2010, con ella al frente, se le rindió homenaje desde el área de mayores.

El actual presidente del PP de Gijón, Pablo González, también lamentó la pérdida. «Los partidos y las familias se van llenado de esfuerzos y de entregas personales no siempre conocidas y casi nunca reconocidas», enunció. «Creo que debemos estar orgullosos de aquellos que generosamente le dieron al PP una parte de ellos mismos. Justo fue de esas personas y así se lo reconocemos», finalizó. «Era un caballero de los pies a la cabeza y me consta que en el mundo de la empresa era igual», reconoció, por su parte, Pedro Muñiz, concejal desde 1987 hasta 2011, salvo entre 1996 y 1999 que fue director general de Deportes con Sergio Marqués. El funeral por Justo Ojeda Alonso será hoy en San Julián de Somió a las seis. Tenía el título honorífico de Caballero de Yuste. 

Suscríbete para seguir leyendo