Un año de mandato: Las entidades avalan el "diálogo" del gobierno, pero urgen "agilizar" los planes

Vecinos y empresas destacan el pacto de concertación y Naval Azul como logros del año y ponen ahora el foco en los "grandes proyectos"

Con un aval general a los procesos "de diálogo y escucha" abiertos en este último año, entidades y asociaciones se marcan ahora como prioridad, cumplido hoy el primer año de recorrido del gobierno local, consensuar un modelo para el Gijón del futuro, una hoja de ruta que, a juicio de vecinos, empresas y comerciantes, deberá dar una solución al problema de vivienda, avanzar en la lucha contra la contaminación y agilizar proyectos con retrasos endémicos como el plan de vías y el vial de Jove.

María Calvo, presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), dice valorar "muy positivamente" el pacto de concertación y "la voluntad de consenso del equipo municipal". "En este primer año de mandato se han sentado las bases de lo que puede ser el Gijón del futuro", asegura la responsable. Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio, sostiene que "el diálogo y colaboración" del bipartito con su entidad es "especialmente fluida y significativa", y destaca que "en las primeras semanas" del gobierno local se cumpliesen con promesas de campaña como la recuperación del tráfico en el Muro. Valora también los avances en proyectos como el de Naval Gijón. "Ha sido un año de recuperación del diálogo que se concretó, además, en medidas con el pacto de concertación, donde el sector tiene una importancia relevante porque ocupa a un 16 por ciento de la población. Esperamos que este ambiente de escucha continúe", resume la gerente de la Unión de Comerciantes, Carmen Moreno. Desde la hostelería, el presidente local de Otea, Ángel Lorenzo, aplaude también la "fluida comunicación" con el gobierno y destaca "avances en temas importantes como la regulación de los pisos turísticos y la ampliación en días de la Semana Grande". "Creemos que se va por el buen camino para hacer de Gijón un destino turístico de calidad", afirma.

En cuanto al sector vecinal, Manuel Cañete, líder de la federación de la zona urbana (FAV), considera que ha sido un año "de asentamiento": "Con algunos concejales estamos trabajando en una línea positiva, como con el reglamento de participación. Con otros, faltan aún cosas por hacer. Y seguimos igual es en los grandes problemas de infraestructuras y contaminación". El presidente vecinal urge un plan de vivienda –cree que el Solarón debe edificar aún menos de lo previsto– y otro para el turismo. Miguel Llanos, homólogo de "Les Caseríes", de la zona rural, pide "mantener" las actuales labores de desbroce y avanzar en la red de saneamiento: "Pero ya hubo avances: se duplicó el presupuesto para la zona rural y se mejoró muchísimo la comunicación. A la última reunión vinieron cuatro concejales".

Considera Rocío Álvarez, codirectora de Mar de Niebla, que "el gobierno municipal se enfrenta a muchos retos" como para poder valorarlos en solo un año. Piensa, más bien, en el futuro: urge atajar "el reto de la vivienda" y un plan de participación "ágil y realista". Joaquín Miranda, líder del Grupo Covadonga, también entiende que su reciente toma de posesión, hace apenas unos meses, le impide hacer un balance justo, pero sí celebra la "buena sintonía" con el gobierno y las "buenas expectativas" de cara a proyectos como la instalación de sus piraguas en la varada de Fomento.

Desde el sector cultural, Pedro Roldán, de la Sociedad Cultural Gijonesa, y pese a que valora los avances en Tabacalera y en el Palacio de Revillagigedo, espera que los próximos años sirvan "para pasar de la ciudad de las infografías a la ciudad de, al menos, las actuaciones". Señala la importancia de que la futura filmoteca regional esté en Gijón. Luis Pascual, del Ateneo Obrero, considera que ha sido un año "de luces y sombras". Destaca el "avance fundamental" de agilizar el pago de las subvenciones y "la capacidad de apertura al diálogo", así como la residencia artística de Contrueces. Lamenta, sin embargo, haber abandonado la carrera a la capitalidad europea cultural y considera que Tabacalera avanza "más despacio de lo deseable".

Suscríbete para seguir leyendo