Así se combate en Gijón la plaga del pulgón: con la suelta de 5.000 insectos

Los trabajos se han desarrollado en 32 espacios de la zona urbana

Un operario de Emulsa trabajando contra el pulgón.

Un operario de Emulsa trabajando contra el pulgón.

S. F. L.

Mediante la suelta de cinco mil insectos en 32 espacios de la zona urbana. Así combate el Ayuntamiento de Gijón, a través de los operarios del servicio de Parques y Jardines de la Empresa Municipal de Servicios de Medioambiente Urbano de Gijón (Emulsa), la plaga del pulgón. El plan se ha desarrollado en el los últimos días mediante un “procedimiento natural” para proteger a los tilos, que registran “la presencia de un pulgón que se alimenta de la savia, segregando en los meses de verano una melaza, que, inicialmente, queda adherida a las hojas y que, posteriormente, gotea sobre el suelo y los coches generando suciedad y molestias a la ciudadanía”.

Desde Emulsa, para paliar los efectos del pulgón, se ha procedido a la suelta de unos 5.000 depredadores o parásitos naturales de estos insectos (2.000 “eupeodes corrollae” y 3.000 “adalia bipunctata”), que sirven para controlar su población, manteniéndola en unos niveles que reduzcan los problemas de higiene urbana. “Tanto las larvas como los adultos de estas mariquitas son voraces depredadores de muchas especies de pulgón, pudiendo consumir hasta 100 de ellos al día”, señalan desde el Ayuntamiento, que incluye estos trabajos en la estrategia municipal para el control de plagas.  

Con estas medidas, matizan desde la empresa municipal, “se busca minimizar la problemática, ya que resulta imposible eliminarla, porque la alternativa de fumigación no se puede realizar al estar prohibida legalmente, además de ir contra las políticas medioambientales del Ayuntamiento de Gijón”.