La feria de San Antonio de Gijón pone el broche con preocupación por la posible bajada del precio de la leche

"La situación se complicaría", señalan los ganaderos

La cita recibe 7.800 visitantes en el recinto ferial

Un ganadero engalana a una vaca en la feria de San Antonio, ayer por la mañana.

Un ganadero engalana a una vaca en la feria de San Antonio, ayer por la mañana. / Ángel González

Pablo Antuña

Pablo Antuña

Con la ilusión de que se mantenga la situación de estabilidad en el sector, tras un 2022 para olvidar, y que los síntomas que apuntan a que se pueda acrecentar la bajada del precio de la leche no acaben por manifestarse. Cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío. El cierre de la Feria de San Antonio sirvió para pulsar entre los ganaderos la situación del sector, en una jornada con goteo de visitantes, en un evento que se cerró con una afluencia total de 7.800 personas a lo largo de los dos días que se alargó este tradicional evento. Un balance positivo para la organización y también para los participantes.

Germán Fernández, de la ganadería Venturo, trasladó esa inquietud sobre el futuro. "Ahora mismo la situación está bastante estable, si no baja demasiado el precio de la leche seguiremos así. Tiene pinta de que bajará, pero la cosa es que no lo haga mucho", destacó el propietario de la ganadería que se llevó el premio de la mejor vaca regional con "Romilita". Paulino Badiola, que llevó nueve vacas de su ganadería al certamen de raza frisona, en el que consiguió el premio de "Mejor rebaño", reconoció que "hemos pasado un 2023 aceptable" y se refirió a la situación de 2024, donde existe más incertidumbre para la segunda parte del año: "Lo comenzamos con bajadas en el precio de la leche, y de momento son asumibles, pero si sigue descendiendo nos plantaremos en una situación diferente y más complicada". Por eso, pese a ese retroceso, transmite un mensaje de optimismo: "Ahora tenemos que ver el vaso a medias, ni medio lleno ni medio vacío. Y esperamos que la tendencia sea positiva y no vaya a peor".

La ganadería pide estabilidad en San Antonio

Labores de limpieza a reses en el recinto ferial. / Ángel González

Los ganaderos, que vivieron un 2022 con subida de precio de granos, materiales, luz, gasóleo o forraje, con la inestabilidad constante, confían en que la calma se instaure durante un tiempo en un sector al que le falta relevo generacional, y que ve como su nómina de ganaderos va disminuyendo año a año.

La Feria de San Antonio tuvo en su última jornada una exposición de raza Asturiana de los Valles en el pabellón principal, así como en otro espacio de la misma otra muestra con ovejas Suffolk Tennessee, aves, otros animales y razas. Incluso se pudo disfrutar de un taller de gomeru.

Suscríbete para seguir leyendo