El IES Padre Feijoo presume de enseñanza

El centro de La Calzada celebra sus primeras "Feijoornadas" para dar a conocer el trabajo del alumnado: "Queremos perpetuarlas"

Arriba, por la izquierda, Claudia Delgado, Nerea Santos, Paula Amago, Elisa López, Carmen Díaz y Natalia Rodríguez, en el stand de Biología. Sobre estas líneas, por la izquierda, Biyu Chen, Jaime Gayo y Cloe Torre, en el puesto de robótica.

Arriba, por la izquierda, Claudia Delgado, Nerea Santos, Paula Amago, Elisa López, Carmen Díaz y Natalia Rodríguez, en el stand de Biología. Sobre estas líneas, por la izquierda, Biyu Chen, Jaime Gayo y Cloe Torre, en el puesto de robótica.

El IES Padre Feijoo quería una última semana lectiva diferente, de carácter lúdico, pero en la que el aprendizaje no quedara en segundo plano. La respuesta ha sido la celebración de las primeras jornadas de la enseñanza del centro, bautizadas como "Feijoornadas" y que concluirán hoy. Fue un día ajetreado ayer en el centro de La Calzada, que organizó una suerte de feria con numerosos stands para que los estudiantes mostraran lo realizado durante el curso que ya vislumbra su final. "Queríamos fomentar la importancia del estudio y del conocimiento y que todo fuese interactivo", aseguró el director, Ángel Menéndez. Por la mañana se pasó por el instituto alumnado de sexto de Primaria del colegio Federico García Lorca. La tarde estaba reservada para familias y vecinos interesados en acercarse a la labor educativa del Padre Feijoo.

El IES Padre Feijoo presume de enseñanza

El IES Padre Feijoo presume de enseñanza / Sergio García

"Es una primera actividad de acogida para el alumnado que llega nuevo", declaró Ángel Menéndez. En el hall había puestos de robótica, custodiado por Biyu Chen, Jaime Gayo y Cloe Torre, y Latín. En la cafetería, hasta un taller de elaboración de crepes. El gimnasio era un foco constante de movimiento, con mesas dedicadas a Biología, Matemáticas, Geografía e Historia, Inglés o Física y Química. En Inglés, Saray Oyo y Ana Maza ejercían de anfitrionas, de guías. El stand, tematizado sobre las cápsulas del tiempo, incluía frascos que contenían fotos, pulseras y objetos que gozan de un significado para el alumnado. Unos metros para allá estaba el espacio para la Biología, en el que hasta era posible auscultar. "Estamos midiendo parámetros vitales y le damos una cartilla a cada alumno con sus datos", contaba Elisa López.

Saray Oyo y Ana Maza, en el puesto de Inglés.

Saray Oyo (a la izquierda) y Ana Maza, en el puesto de Inglés. / S. G.

Para Carmen Díaz, la apuesta por las "Feijoornadas" es todo un acierto. "Así los niños vienen con ganas al instituto y saben qué optativas escoger", sostuvo la estudiante. Coincidía Claudia Delgado. "El curso no es solo dar materia y hacer exámenes, sino que hacemos cosas dinámicas en las que aprendemos y nos divertimos", apuntó Delgado. "Son muy interesantes para dar a conocer el centro", proclamó Alejandro Martínez, que junto a Kendra Pérez "regentaban" el stand de Geografía e Historia, en el que había cráneos, fósiles, dibujos de antiguos dioses, etc.

Cristina Rodríguez (a la izquierda) y Jimena Beltrami, en el stand de Física y Química.

Cristina Rodríguez (a la izquierda) y Jimena Beltrami, en el stand de Física y Química. / S. G.

El colegio Príncipe de Asturias visitará esta mañana el instituto, al que las "Feijoornadas" han llegado para quedarse. "La idea es perpetuarlas en el tiempo y que cada vez sean más ambiciosas", sentenció Ángel Menéndez. El Padre Feijoo se abre a la comunidad.

Por la izquierda, Francisco Cuesta, Alejandro Martínez y Kendra Pérez, en el stand de Geografía e Historia.

Por la izquierda, Francisco Cuesta, Alejandro Martínez y Kendra Pérez, en el stand de Geografía e Historia. / S. G.