Las feministas apuestan por probar la viabilidad del Piñole para la Casa de Encuentros: "Nos encanta"

Los colectivos defienden lo céntrico del inmueble, pero dudan de si cumple "todos los requisitos"

Inmueble del Museo Nicanor Piñole.

Inmueble del Museo Nicanor Piñole. / Ángel González

Aunque "encantadas" con la ubicación, por ahora las feministas aún dudan sobre si resultará viable trasladar todo el área de Políticas de Igualdad hasta el actual Museo Nicanor Piñole, que se trasladará a la ampliación de Tabacalera y que el Ayuntamiento plantea como alternativa para ellas toda vez que el plan para rehabilitar Prendes Pando se para hasta nuevo aviso por su "inviabilidad" técnica y económica. Explica Begoña Piñero Hevia, líder de la tertulia feminista "Les Comadres", que desde el gobierno local ya les habían trasladado la propuesta y que, por ahora, se mantienen receptivas, pero con dudas. "El lugar nos encanta, pero siempre se necesitan ciertas medidas y se tiene que asegurar que el local las cumple", razona.

Señala Piñero que, "a priori", el actual museo sí cumple con las peticiones básicas que se reivindicaban. "Pedíamos un lugar céntrico", recuerda la feminista, que explica, no obstante, que lo que tocaría ahora sería revisar las condiciones del inmueble para velar que puede acoger todos los servicios que se precisan. Más allá de ser la nueva Casa de Encuentros y albergar las reuniones del Consejo de la Mujer, el edificio tendría que ser, también, sede del Centro Asesor de la Mujer y acoger diversas oficinas del área de Igualdad. Y preocupa desde hace años a las feministas, especialmente, que un recurso que da también servicio a mujeres maltratadas y en apuros tengan que desplazarse hasta ahora hasta el centro municipal de La Arena. "Estos recursos dan servicio a mujeres de todos los barrios, y la mayoría lo que hacen es llegar al centro y, después, coger un autobús hasta La Arena. Muchos otros servicios que se ofrecen desde el Ayuntamiento están descentralizados y puedes ir a cualquier centro municipal. Cuando tiene que ver con la mujer, no, eso parece que tiene que estar todo en un sitio... Bueno, vale, pero ese sitio, al menos, tiene que estar en el centro. Es lo que hemos dicho siempre", sostiene. "Lo que pasa es que lo nuestro siempre se pospone. Para las mujeres parece que no hay dinero o que no hay tiempo, pero lo que faltó siempre es voluntad política", reprocha.

Esa ubicación céntrica, en la plaza de Europa se cumple, y facilita también un espacio algo más privado, por estar situado en mitad de un parque, que favorecería una asistencia más tranquila para las usuarias. Las feministas, ahora, quieren un informe por escrito que acredite que el inmueble está en condiciones de ofertar estos servicios.