Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La esquina

Desconcertados y sin paraguas

Un profundo conocedor de los entresijos de los socialistas gijoneses sentencia que los militantes se sienten ayunos de paraguas que les cubran cuando caen cuatro gotas o el diluvio, como es el caso. La palabra que resume la situación en Gijón es la de desconcierto. Lo mismo se podrá decir de los socialistas de Santa Cruz de Mudela o de San Bartolomé de Tirajana. El desconcierto de la militancia a la que tanto apela el resistente llega hoy a una jornada crucial para la que el popular, adjetivo que no tiene ninguna vinculación política, por favor, Carlos Herrera aconseja sofá y palomitas delante del televisor desde primeras horas de la mañana de hoy. El desconcierto puede que hoy llegue a su final o que se incremente dependiendo del resultado de la magna reunión de los dirigentes socialistas en Madrid, rompeolas de todas las Españas. Puede ser un sábado de cierta gloria, no mucha, o de dolores, muchos. Es cuestión de horas.

Compartir el artículo

stats