Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Profesor de Geografía e Historia

Efectos colaterales

Entre Luis Enrique, Cristiano Ronaldo y los tópicos e impuestos contraproducentes

El gijonés Luis Enrique es el nuevo seleccionador nacional español de fútbol. Gran centrocampista, perteneció a la generación de jugadores internacionales incapaces de pasar de cuartos, en el caso del mundial de Corea gracias también a la parcialidad del árbitro egipcio. Después de jugar en el Real Madrid y en el Barcelona, como entrenador del Barcelona con los Messi, Xavi e Iniesta hizo triplete en su primera temporada: ganó Liga, Copa y Champions, pero en su tercera temporada se empeñó en coger manía a los laterales Dani Alves y Jordi Alba, regalando la liga al Real Madrid de Zidane, y fue goleado en París y Turín. Ahora le piden el resurgir de la selección. Por una parte tenemos el tema de la edad, parece con 30 años un futbolista tiene que ser viejo, y resulta que Modric con 32 ha sido el mejor en el Croacia - Rusia. El PSG acaba de fichar al portero italiano Buffon, que tiene 40. ¿Lo habrían hecho peor en este mundial Casillas y Villa que De Gea y David Silva? Difícilmente. ¿Qué edad tiene Pau Gasol?

Parece claro que el mejor entrenador no es el que pone a jugadores más jóvenes, a más del Real Madrid o a más del Barcelona, sino el que pone a los jugadores más en forma y eficaces, con el objetivo de marcar más goles; la mejor defensa es un buen ataque. Otro asunto, la gloria se va al goleador, pero los lados y los pasadores también son importantes. Los franceses que elogian a Napoleón se olvidan del pequeño detalle de la destrucción y ruina como efectos colaterales de las guerras: en la batalla de las naciones, Leipzig 1813, 300.000 muertos. Volviendo al fútbol, está extendida la moda que los laterales propios no tienen que cubrir a los extremos rivales, sino a los centrales propios; lo argumentan diciendo que cuanto más juntos jueguen los defensas propios se cortan más líneas de pase a los contrincantes. La realidad es la contraria, dejan con frecuencia recibir el balón, centrar o chutar al extremo, como Arbeloa dejó solo a Neymar cuando Brasil ganó 3-0 a España campeona del mundo en la Copa Confederaciones 2013.

Cristiano Ronaldo huye a Italia, con un escenario fiscal mucho más favorable que en España. CR7 ha ingresado en los últimos 10 años 138 millones de euros por derechos de imagen. El nuevo jugador de la Juventus está acusado en España de defraudar 14,8 millones en cuatro delitos fiscales, y ha de pagar 18,8 millones para solventarlo -el acuerdo está cerrado a falta de la firma-, pero en Italia se encuentra una ley por la que solo pagará 100.000 euros en tarifa plana por los ingresos obtenidos en el exterior (que suponen el 92% de sus derechos de imagen). Está claro que para que haya un auténtico mercado común europeo, debería haber una fiscalidad común, salvo casos específicos como Canarias. ¿Por qué una empresa paga menos impuestos en Irlanda o Luxemburgo que en España? ¿Por qué el impuesto de sucesiones es muy superior en Asturias que en Madrid? Una cosa es la gestión descentralizada de servicios regionales, y otra distinta los privilegios -que parecen feudales- y los agravios comparativos entre contribuyentes.

Compartir el artículo

stats