Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de arte

Una visita al "Monte de Dios"

Recorrido por la exposición de arte sacro "Las Edades del Hombre", en Aguilar de Campoo

¡Estamos ante la 23.ª edición del proyecto cultural, histórico y religioso de "Las Edades del Hombre", proyecto compartido por la Iglesia y la Junta de Castilla y León, muestra inaugurada por la Reina Sofía el 10 de mayo, con fecha de cierre para el 18 de noviembre.

Desde la primera de Las Edades en la catedral de Valladolid en 1998, hace 20 años, se han celebrado 22 exposiciones, dos de ellas en el extranjero (Bélgica y Nueva York). Once millones de visitantes han podido contemplar 4.600 obras de arte, de las cuales el 40% han sido restauradas, muchas de ellas en los talleres del Monasterio de Valbuena de Duero (Valladolid), sede de la Fundación "Las Edades del Hombre".

Se titula "Mons Dei", monte de Dios. Combina naturaleza y arte, o la naturaleza como arte, consagrando la montaña palentina como lugar de encuentro con Dios. Está instalada su primera parte en la ermita románica de Santa Cecilia, al pie del castillo, y la mayoría de las piezas en la Colegiata de San Miguel (restaurada con medio millón de euros por la Junta de Castilla y León), iglesia gótica con torre herreriana que preside la gran plaza central de la villa palentina bañada por el río Pisuerga. El cartel es obra de Eduardo Palacios, como en años anteriores, y aparece en la portada del catálogo y en las entradas.

El guión fue escrito por Gaspar Hernández Pelado, Rector del Seminario de Ávila. Se compone de siete capítulos, llenos de citas bíblicas: "Levanto mis ojos a los montes", "Del Sinaí al Santuario", "La nubecilla del Carmelo", "Cristo, el monte de salvación", "Una ciudad puesta en lo alto de un monte", "La subida al monte de perfección" y "Preparará el Señor para todos los pueblos en este monte un festín". La selección de obras ha dependido de un comité dirigido por Gonzalo Jiménez Sánchez, secretario general de Las Edades. Actúa de comisario José Luis Calvo Calleja, Delegado de Patrimonio de la Iglesia en la diócesis de Palencia, que demuestra su gran conocimiento del arte religioso palentino en su artículo "La religiosidad popular en la montaña palentina", página 23 a 37 del catálogo

Presenta 124 obras, -comentadas en el catálogo por 86 personas, en su mayoría profesores universitarios de Valladolid y Salamanca- de las cuales 21 provienen de la diócesis de Valladolid , 22 de colecciones particulares y 48 de otras diócesis. En cuanto a grandes maestros del pasado, tenemos un Greco, dos tallas de Gregorio Fernández, una Santa Catalina de Gil de Siloe, una Inmaculada de Alonso Cano y tres piezas de Alejo de Vahía, que talló la sillería del coro de la catedral de Oviedo. Y en cuanto a maestros del siglo XX, citaré a Victorio Macho, Venancio Blanco y el pintor abulense Luciano Díaz-Castilla.

Hay novedades en esta muestra de Aguilar de Campoo. Por primera vez, un tema de Las Edades, la montaña, se analiza en otras religiones, como el sintoísmo japonés, el hinduismo, el taoísmo, el Islam o las religiones de pueblos precolombinos, como aztecas y mayas. Se ha desvelado el nombre de quien ha puesto música a vídeos y estancias de Las Edades, el joven compositor palentino Óscar Martín. Por su parte, los arquitectos encargados del montaje de Mons Dei, a saber, David Marcos, Jesús I. San José y Juan José Fernández, explican el tratamiento de la luz en las dos sedes de Santa Cecilia y San Miguel. Sepa el visitante que ninguna luz -de tecnología LED- directa o reflejada es fruto del azar. Incluso los tableros blancos que borden algunos espacios están cortados a semejanza de la montaña palentina.

También es un acierto que las dos sedes participen con sus propias obras, como capiteles románicos en Santa Cecilia y las sepulturas o el gran retablo de La Colegiata de San Miguel. Pero considero un error que no haya en el catálogo fotos ni un trabajo serio dedicado a este retablo, del que se titulan muy bien in situ imágenes y relieves. Excepto el San Miguel arcángel, del que se dice que vence a Lucifer, cuando en realidad lleva una balanza para pesar (juzgar) las almas en competencia con el Demonio, imagen prohibida por el Concilio de Trento, pues quien juzga es Dios y no San Miguel. Creo también excesivo haber llevado la subida al monte o encuentro con Dios al tema de la mística, pues bastante teníamos con los montes naturales citados en la Biblia: Sinaí, el monte de Moira, el sermón de la montaña, el Tabor, el Calvario...

Es de alabar la iniciativa denominada "Epílogo expositivo", que pretende poner en valor 54 iglesias del norte de las provincias de Burgos y Palencia, donde la Junta ha invertido más de 8 millones de euros en los últimos, uniendo de este modo dos grandes marcas: Las Edades del Hombre y el Románico Norte.

A los visitantes les deseamos una buena comida, menú Las Edades, o un cordero asado.

Compartir el artículo

stats