Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica / Música

"Ún de Grao" actualiza la tonada

Llega el otoño y la actividad musical de la ciudad encara una nueva temporada. Los conciertos vuelven a la regularidad de la programación de ciclos y regresan a los espacios cerrados, a teatros, auditorios o salones de actos como el del Antiguo Instituto, que lleva muchos años siendo el escenario de "Los conciertos del Taller". En este marco, el pasado miércoles "Ún de Grao" presentaba su primer LP, "Pelo segao" (2018). Este proyecto del moscón José Martínez Álvarez apuesta por actualizar la tonada asturiana acercándola a diferentes estilos de las músicas populares urbanas y consolida una trayectoria que empezó hace más de un año con la grabación de un EP, precisamente en las instalaciones del Taller de Músicos de Gijón.

José salió al escenario solo y empezó con una rueda de arpegios y acordes en la guitarra acústica que podrían servir de acompañamiento para un tema pop a lo Antonio Vega: acordes abiertos, detalles interesantes en las modulaciones de acordes y buen empleo de la reverberación. La sorpresa (para quien no lo hubiera escuchado antes) vino cuando atacó el primer verso de "Dicen que tú y yo, morena" con una voz potente y una impostación de tonada que logró modular a la perfección para insertar cada fraseo en la estructura armónica que había construido. Sin duda, una carta de presentación inmejorable para abrir el concierto y marcar la senda por la que discurriría durante cerca de hora y media en compañía de Pepín de Muñalén al saxo y la flauta, y Tony Cruz al contrabajo.

La propuesta de "Ún de Grao" parte de la métrica, la prosodia y las maneras establecidas de cantar la tonada para abordar una reelaboración con armonías, arreglos y giros de muchos de los lenguajes que predominan en el panorama musical actual. Mantiene el protagonismo de la letra, la colocación de la voz y los característicos melismas en los finales de frase, incluso evoca los floreos de la gaita con la guitarra en algún tema, pero no le tiembla el pulso a la hora de hacer avanzar "Vite baxar por el monte" con patrones swingueados y sobre un ostinato propio del soul, o llevar la "Caleya arriba cantando" al terreno de la bossa nova. Tampoco se escuda en un repertorio desconocido, en sus grabaciones encontramos temas tan conocidos como el cantar de ronda "Quítate neña" (a modo de balada rock) o la habanera "La veleta"; también añadas, como "Debaxo una panera", que este músico interpretó con el aire calmado que exige este tipo de canciones. Hizo su efecto, porque logró adormecer por unos instantes a parte del público, que tardó en reaccionar al final de esta pieza.

Interesante trabajo el que lleva a cabo "Ún de Grao" con la tonada, hecho con respeto y desde el conocimiento de un repertorio muy arraigado en la tradición musical asturiana y que, no en vano, no ha dejado de evolucionar a lo largo de su historia.

Compartir el artículo

stats