Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OTRA HISTORIA LOCAL

Mercadillos callejeros

Tres pescaderías municipales tuvo Gijón, la última es ahora sede municipal; el Mercado de San Lorenzo (llamado del Adobo también) estuvo frente a la playa; un mercado de hierro impresionante ocupó el espacio de la actual plaza del Instituto, era el Mercado de Jovellanos que funcionó desde 1876 hasta la

No olvidemos las Tiendas del Aire. Estaban, al lado de la capilla de San Lorenzo y donde se vendía de todo si hablamos de baratijas, ropa y cacharros. El mercado de cerdos estuvo en "el monte de Begoña" cuando eso era el extrarradio y allí no había edificaciones salvo la capilla. En el acta municipal del 18 de noviembre de 1844 leemos "se aprueba que el mercado de cerdos se verifique fuera de la fortificación en el sitio que se llama La Perseguida". La Perseguida era una zona entre la actual calle Covadonga y el paseo de Begoña, de hecho hasta el año 1891 la calle Covadonga era la calle de La Perseguida. En 1868 el mercado de cerdos pasó de ahí "al inicio de la subida a Ceares".

Añadamos el Mercado de Hortalizas. Para situarlo digamos que la actual calle del Beato Fray de Quirós se llamó hasta 1951, no casualmente, calle Hortalizas. En esa misma zona de Gijón se vendía leña donde hoy se unen las calles Santa Lucía y San Antonio, y de hecho una plaza en esa zona se llamó durante años plaza de la Leña. Al lado hubo una plaza de la Leche y así figura en el plano de José Castellar del año 1835. Porque en ellas se vendían leña y leche al aire libre.

Un mercado semanal de "efectos viejos" se levantaba, a finales del siglo XIX, cerca del actual centro comercial San Agustín. En el año 1891 vemos por primera vez llamarlo "rastro". La Ley del Descanso Dominical se aprobó en España en el año 1904 y eso fue el origen del rastro de los domingos tal como hoy lo conocemos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats