Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

TAZA Y MEDIA

Eloy Méndez

Medir la verdad

Medir la contaminación en Gijón parece una labor más complicada que subir el Everest en chanclas. Desde hace años, los dimes y diretes sobre la ubicación de las estaciones encargadas de contar partículas y otros males aéreos han permitido a las administraciones dilatar un debate que exige, más que nada, sinceridad. Hace unas semanas, se dio a conocer un estudio del Instituto Carlos III que debería poner fin de una vez por todas a este sonrojante absurdo porque desvela con nitidez dónde y cómo hay que situar los aparatos encargados de decir la verdad. El paso siguiente tendría que consistir en un diálogo entre todas las partes implicadas para aportar soluciones, en ningún caso guiadas por criterios fanáticos o irracionales. Tan malo en este asunto es quedarse corto como pasarse de frenada.

Compartir el artículo

stats