Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Concurso y votación

Que la fachada marítima de Gijón, rimbombante expresión que engloba a todos los paseos que limitan con el Cantábrico, pide a gritos un lavado de cara es opinión extendida en la ciudad. En esa tarea lleva metido, con desigual fortuna, el gobierno local desde que empezó el mandato. En el Muro ha eludido el callejón sin salida de su reforma provisional con la creación de una comisión al amparo del Consejo Social y bajo supervisión del Colegio de Arquitectos. Por una vía mucho más rápida va, en principio, la transformación del trayecto entre Cimadevilla y Poniente, que será sometida a un concurso de ideas, primero, y a una inédita votación popular, después, antes de la decisión final de un jurado. Una iniciativa basada en un amplio y loable concepto de la participación. Así es más fácil lograr consensos.

Compartir el artículo

stats