Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

En el limbo

Ana González acertó al impulsar el llamado plan de barrios al principio del mandato como solución global para ejecutar obras pendientes o realizar mejoras en infraestructuras decadentes, a pesar de que se incluyeron actuaciones demasiado dispares, dando cierta sensación de cajón de sastre envuelto con un lazo propagandístico. Gijón necesitaba hace año y medio, igual que ahora, una planificación de este tipo para conocer detalladamente en qué dirección van a ir los tiros inversores del Ayuntamiento a pie de calle. Pero la prórroga presupuestaria ha puesto en jaque esta feliz iniciativa, obligando al gobierno local a tirar de los remanentes de este ejercicio si quiere mantenerla con vida, para lo que serán necesarios acuerdos con la oposición. No se entendería que, en este caso, los juegos florales de la política se antepongan al interés común.

Compartir el artículo

stats