Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Roda

Vistas al mar

Luis Roda

Testando que es gerundio

Sobre lo que fueron las cenas de Nochebuena y lo que serán en lo que resta de fiestas

Ante el riesgo grave de contagio dentro de los grupos familiares a causa de la celebración de la Navidad, la gente está tomando medidas en forma de “test” previos para saber si están infectados o no, y si uno es un potente difusor de la enfermedad aunque él apenas tenga síntomas, o sea, un “contagiador alfa”, capaz de devastar a la familia con más eficacia que la tía Lucifera con sus embustes y enredos, que lograban siempre convertir la “noche de paz” en “noche de plaf”, llamada así en razón de las bofetadas que se reparten al final de la velada, cuando ya se han bebido hasta el espumillón que rodea el árbol...

–Vamos a ver, moninos: ¿ficístei-vos el “PCR”, ho?... porque si nun lo ficísteis, aquí nun entrais...

–¿El PCR?... ¿qué tien que ver el Partiu Comunista de Rumanía con les Navidaes, ho?... ¡non me querrás decir que, si nun sacamos el carné, nun pasamos!...

–¡Nomenó!... toi preguntando-vos por la prueba ésa en que te meten un bastonzucu pola napia, y...

–¡Ay, que sustu me diste, fíu!... porque también taba pensando que eses sigles igual significaben “Podemos Con el Rey”, y un apoyu monárquicu d´última hora después de les coses que tan soltando...

–Pero ¿fícísteislu o non?...

–¡Sí, home, sí!…ficímoslu en casa, con un bastoncillu d´algodón...

–¿Compráu en farmacia?...

–¡Que va!... en Mercadona. Si al sacálu vien acompañáu d´un mocu verde, arrímeslu a un azuleju del bañu y, si queda pegáu y nun cae, tas contagiáu...

–¡Ah madre!... ¿y tú como lo sabes, ho?...

–...Pues porque ye bien sabío que el coronavirus pégase muncho... a tóo esto: ¿y tú pusístete el “PDR Control”, ho?... porque si nun lo vas facer, el que nun vien en Navidáes soy yo, que nun ye plan...

–¿El “PDR Control”?... ¿qué ye eso, ho?…¿pa la cepa británica del coronavirus?...

–Non, chaval: ye “el control del pedorréu”... ¡¡porque el año pasáu atufáste-nos tras tomar el paté de garbanzos al aroma de fabes pintes que preparabes pa presentáte a “Monster Chef”!!

Las limitaciones numéricas de cada reunión son también un problema añadido y que va a generar serios quebraderos de cabeza, sobre todo cuando el máximo se rebasa por poco, porque si se rebasa holgadamente lo normal es que se renuncie al festejo y sanseacabó…

–¡Once!... ¡¡que semos once!!... ¡¡¡si vien la Guardia Civil a controlános, tamos jodíos!!!...

–¡Bah!: el güelín nun cuenta, porque ta muy consumidín y nun abulta ná...

–Ya, pero güelina ocupa el doble y compensa lo que i falta a él...

-Entós…¿que podemos facer, ho?

–¡Coñi, pues ta bien claro!: hay que facer una “cena rotatoria”... ¿que cómo ye éso?... pues muy fácil: en la mesa siéntense siempre diez. Y, por turnos, van levantándose uno tras otru cada quince minutos, pa que entre el que ta esperando nel descansillu...

–¿El güelín también, ho?

–Non, el güelín ta exentu porque, en los ensayos que ficimos antiayer, en llugar de salir al descansillu diba escopetáu a la ventana´l bañu, a ver si podía escucar a la vecina duchándose, esperando que, a la probe, se i hubiera olvidao cerrar la su ventana...

–...Estooo... ¿y cómo facemos pa que a los que y-os toca salir nun los dexen en sin langostinos durante esi cuartu de hora, ho?

–¡Ah!... perooo... ¿váis poner langostinos con la que ta cayendo, ho?... en mi casa tamos decorando patatas cortáes con unes cerdes de cepillu dientes gastáu pa que fagan de antenes y van que se maten. Y, oye: santu remediu, pues nun los quier ni Dios...

Que la mascarilla deba llevarse en todo momento puede acabar siendo una bendición si se aplica inteligentemente a otros lugares diferentes del hocico humano, aprovechando las virtudes que se atribuyen al beneficioso trapo…

–¡Nun se vos ocurra quita-yos les mascarilles a los langostinos!... ¿cómo que por qué?... ¿nun habéis escucháo que el mariscu ta nel orixen de la pandemia en Wuhan, ho?...

–...Ye que la mascarilla tápalos tóos, y nun se y-os ven más que un par de barbes...

–¿Y qué pasa, ho?... una vez que los tengas en la boca nun y-os vas a ver ná...

–...Y ye que, encima, nóto-yos un sabor muy raru, como a macarrones...

–¡Claro, como que son langostinos pescaos nel mar Adriáticu, pegáu a Italia! Y, tando por allí, lo normal ye que y-os lleguen al mar restos de spaghetti y coses de eses...

–...Lo que nun entiendo ye por qué razón i pusisteis mascarilla también al pixin alangostáu, porque nun tien cabeza... Y como ye tan grande, nun sabe uno ónde tien que meté-i el cuchillu pa cortar un trozu...

–¡¡Pero cabeza túvola, y tóos los bichos tienen la memoria repartía po´l cuerpu!!... si nun i pongo la mascarilla, esti cachu pixín igual suelta una bocaná de virus del Covid-19 que nos tira a tóos pates arriba...

–...Mécaaa... esti pixín sabe a boniato...

–¿Que qué, ho?... ¡ye que estáis refalfiaos, guajes!... ¡¡hala, fuera de aquí, marchá-i a xugar una partía con la maquina esa del diañu!!... (¿Véslo, Veneranda?... ¿nun te decía yo que, gracies a les mascarilles, nun díbemos a gastar más de diez euros nel menú de Nochebuena, ho?).

Compartir el artículo

stats