DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Domínguez

La luz que me das

La importancia de la actitud en tiempos difíciles

Por favor, ¿podría encender la luz de atrás para pagarle?, –¡Será por luz! Te doy toda la que quieras. Esta respuesta del taxista es la mejor dedicatoria que he recibido en mucho tiempo. Pensémoslo detenidamente: –Te doy luz... Luz. ¡Qué palabra tan bella! Obviamente este hombre se refiriera a una pequeña luz Led interior como un simple accesorio incorporado en su vehículo con el fin de alumbrar sin molestar. Pero hoy es necesario agarrarnos a cualquier tipo de luz y no precisamente a la que se ve al final del túnel, indicador de que estás muy chungo o de que ni siquiera estás. Pues yo me agarré a sus palabras, las repetí en mi mente, las fui susurrando al cerrar la puerta del coche y las hice mías. Entré en casa, imanté en la nevera un papel con ellas escritas y me prometí a mí misma que ese sería mi objetivo para el 2021. “Dar la luz que se necesita”.

La dieta, dejar de fumar, el ejercicio físico, los cursos de inglés y ahorrar mensualmente, se quedaron muy pequeños ante mi colosal propósito. Eso es lo más grande que podemos hacer, alumbrar... El ser humano necesita luces. Luces intensas para despertar, tenues para soñar, intermitentes como señal... ¡No te imaginas cuánto te necesita el mundo! ¡Cuánto te necesito yo! Hace meses que echo en falta tu sonrisa y, ya que no puedo verla, me encantaría que tus ojos cobraran más expresividad. Cuando me llamas por teléfono y a media conversación me “obligas” a descorchar un Rioja, haces que olvide el pico de la tercera ola para sumergirme en un mar sereno de alivio y empatía. Te busco porque te necesito. Regálame una mirada cómplice, una canción, un pastel (olvida mis altos niveles de glucosa).

Regálame una palabra de aliento, un mensaje inesperado (tal vez esperado en mis sueños), una sonrisa y un café. Soy débil, vulnerable, de riesgo... Soy tú y nos necesitamos. Regálame un poco de luz, de esa que tú solo tienes y que yo tanto necesito. En tus manos está la manera de difundirla, como lámpara que la emite o como espejo que la refleja.

Compartir el artículo

stats