Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negociamos por y para todos, sin exclusiones

Sobre las nuevas normas de movilidad en Gijón y el acuerdo del gobierno local con Ciudadanos

El pasado mes de octubre, durante el periodo de enmiendas a la ordenanza de movilidad, desde Foro Asturias presentamos una propuesta que abría la posibilidad de ampliar los supuestos en los que un vehículo podía circular y estacionar en Gijón, creando una ‘pegatina municipal’ para los vehículos ya existentes sin derecho a otras etiquetas de la DGT.

Esta medida permitiría a los vehículos que pagan sus impuestos en Gijón y que ya están circulando, seguir con los mismos derechos que cuando fueron adquiridos, facilitando que sus propietarios pudieran darlos de baja voluntariamente sin estar apresurados por fecha alguna.

Esta propuesta de mejora recibió el voto en contra del gobierno (PSOE+IU) y de Ciudadanos; los primeros argumentaron que técnicamente había que ceñirse a las pegatinas de la DGT, ya que la gestión de nuestra propuesta era compleja, y los segundos esgrimieron que era preferible esperar a una norma de rango estatal y se oponían a cualquier limitación.

Pues bien, cuatro meses después, esos mismos partidos han pactado hacer en esencia eso mismo a lo que se negaron rotundamente, pero con matices: un registro gijonés para vehículos sin pegatina de la DGT a los que se les permita mantener parte de sus derechos de circulación. La diferencia es que su propuesta solo “salva” a los vehículos de coleccionismo, ya que, a través de un sistema bastante más farragoso que el propuesto por Foro, solo les permite circular 2.500 kilómetros al año, menos de 7 km al día. Así pues, siguen excluyendo a las personas que tienen un solo coche sin pegatina y que lo necesitan para sus quehaceres diarios y no solo para dar una vuelta los fines de semana. Además, su propuesta se vuelve insignificante ya que les permite circular, pero no aparcar en la zona azul, en el centro, como si un coche antiguo aparcado contaminase más que uno nuevo y como si las vueltas que uno da para aparcar en la zona azul contaminasen más que las que da en un barrio donde sí puede aparcar.

Este nuevo cambio de rumbo de Ciudadanos, pasando en tan solo cuatro meses de pedir que no se limitase nada en defensa de los más de 50.000 vehículos afectados, a aceptar ahora que exclusivamente puedan circular unos pocos vehículos unos pocos kilómetros al año, atiende a un nuevo volantazo de esta formación que nos tiene acostumbrados a sus equidistancias, malabarismos y equilibrismos políticos.

La buena noticia es que el gobierno local ha abierto la vía a la “pegatina gijonesa” o al “registro de matrículas municipal”, a lo que proponíamos nosotros desde el inicio. Por ello, creemos que no hay excusas para incluir en él a todos los vehículos de los gijoneses que ya están circulando, para que cada propietario de un vehículo se tome el tiempo que quiera, o el que se pueda permitir, para comprar uno nuevo. Si aceptan estos cambios, permitiendo circular y aparcar a todos los gijoneses, nuestro grupo municipal está dispuesto a abstenerse y a no judicializar la norma. Solo un par de párrafos en un texto de cientos de hojas nos distancia de poner fin a este asunto. Señor Martín, más fácil no se lo podemos poner.

Compartir el artículo

stats